MISA TERCER DOMINGO DE ADVIENTO 2014

¡Ahora puedes ver las lecturas de la misa correspondientes a cualquier día del año!

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Domingo, 2014-12-14 lo siguiente:

  • San Juan de la Cruz, presbítero y doctor de la Iglesia, Memoria 2014:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Enseñamos una sabiduría divina, misteriosa

    Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 2, 1-10a

    Yo, hermanos, cuando vine a vosotros a anunciaros el misterio de Dios, no lo hice con sublime elocuencia o sabiduría, pues nunca entre vosotros me precié de saber cosa alguna, sino a Jesucristo, y éste crucificado. Me presenté a vosotros débil y temblando de miedo; mi palabra y mi predicación no fue con persuasiva sabiduría humana, sino en la manifestación y el poder del Espíritu, para que vuestra fe no se apoye en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. Hablamos, entre los perfectos, una sabiduría que no es de este mundo ni de los príncipes de este mundo, que quedan desvanecidos, sino que enseñamos una sabiduría divina, misteriosa, escondida, predestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria. Ninguno de los príncipes de este mundo la ha conocido; pues, si la hubiesen conocido, nunca hubieran crucificado al Señor de la gloria. Sino, como está escrito: «Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman.» Y Dios nos lo ha revelado por el Espíritu.

    SALMO RESPONSORIAL DE LA MISA

    Salmo responsorial Sal 36, 3-4. 5-6. 30-31 (R.: 30a)

    R. La boca del justo expone la sabiduría.
    Confía en el Señor y haz el bien, habita tu tierra y practica la lealtad; sea el Señor tu
    delicia, y él te dará lo que pide tu corazón. R.
    Encomienda tu camino al Señor, confía en él, y él actuará: hará tu justicia como el
    amanecer, tu derecho como el mediodía. R.
    La boca del justo expone la sabiduría, su lengua explica el derecho; porque lleva en
    el corazón la ley de su Dios, y sus pasos no vacilan. R.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Lc 14, 25-33

  • TERCER DOMINGO DE ADVIENTO 2014:

    Tiempo de Adviento.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Lectura del Profeta Isaías Is 61, 1-2a. 10-11.

    El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado
    para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones
    desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos y a los prisioneros, la
    libertad, para proclamar el año de gracia del Señor.
    Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios: porque me ha vestido un
    traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo, como novio que se pone la
    corona, o novia que se adorna con sus joyas.
    Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor
    hará brotar la justicia y los himnos, ante todos los pueblos.

    SALMO RESPONSORIAL DE LA MISA

    Salmo responsorial Lc 1, 46-48. 49-50. 53-54

    V/. Se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.
    R/. Se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.
    V/. Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi
    salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava.
    R/. Se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.
    V/. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho
    obras grandes por mi: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de
    generación en generación.
    R/. Se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.
    V/. A los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a
    Israel su siervo, acordándose de la misericordia.
    R/. Se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses 5, 16-24.

    Hermanos:
    Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. En toda ocasión tened la Acción de
    Gracias: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros.
    No apaguéis el espíritu, no despreciéis el don de profecía; sino examinadlo todo,
    quedándoos con lo bueno.
    Guardaos de toda forma de maldad. Que el mismo Dios de la paz os consagre
    totalmente, y que todo vuestro ser, alma y cuerpo, sea custodiado sin reproche
    hasta la Parusía de nuestro Señor Jesucristo.
    El que os ha llamado es fiel y cumplirá sus promesas.

    ALELUYA

    Aleluya Is 61, 1

    Aleluya, aleluya.
    El Espíritu del Señor está sobre mí,
    me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres.
    Aleluya.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Lectura del santo Evangelio según San Juan 1, 6-8. 19-28.

    Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como
    testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era
    él la luz, sino testigo de la luz.
    Los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan, a que le
    preguntaran:
    —¿Tú quién eres ?
    El confesó sin reservas:
    —Yo no soy el Mesías.
    Le preguntaron:
    —Entonces ¿qué ? ¿Eres tú Elías ?
    Él dijo:
    —No lo soy.
    —¿Eres tú el Profeta?
    Respondió:
    —No.
    Y le dijeron:
    —¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado,
    ¿qué dices de ti mismo?
    Él contestó:
    —Yo soy «la voz que grita en el desierto: Allanad el camino del Señor» (como
    dijo el Profeta Isaías).
    Entre los enviados había fariseos y le preguntaron:
    —Entonces, ¿por qué bautizas, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?
    Juan les respondió:
    —Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que
    viene detrás de mi, que existía antes que yo y al que no soy digno de desatar la
    correa de la sandalia.
    Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan
    bautizando.

    Notas

    • Si el Aleluya no se canta, puede omitirse

Año Litúrgico 2014-2015

La siguiente es una imagen animada del año litúrgico 2014-2015 según el rito católico romano. Se llama "año litúrgico" o "año cristiano" al tiempo que oscila entre el primer domingo de Adviento y la última semana de tiempo ordinario durante el cual la Iglesia celebra todo el Misterio de Cristo, desde su nacimiento hasta su segunda venida. Se puede decir que el año litúrgico se compone de tiempos: tiempos fuertes y tiempo ordinario. Los tiempos fuertes son, Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua, en los cuales se celebra un misterio concreto de la historia de la salvación. El Tiempo Ordinario en el cual no se celebra ningún aspecto concreto, sino más bien el mismo Misterio de Cristo en su plenitud, especialmente en los domingos. El Tiempo Ordinario, a su vez, se divide en dos partes y en total dura 33 ó 34 semanas. Nótese que en la imagen abajo se ha resaltado la fecha correspondiente a 2014-12-14.