MISA VIERNES DE LA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2014

¡Ahora puedes ver las lecturas de la misa correspondientes a cualquier día del año!

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Viernes, 2014-01-17 lo siguiente:

  • San Antonio, abad, Memoria 2014:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Ef 6, 10-13. 18

    SALMO RESPONSORIAL DE LA MISA

    Salmo Responsorial Sal 15, 1-2a y 5. 7-8. 11

    ALELUYA

    Aleluya Jn 8, 31b-32

    Si os mantenéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos y conoceréis la
    verdad -dice el Señor-.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Si quieres llegar hasta el final, vende lo que tienes

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 19, 16-26

    En aquel tiempo, se acercó uno a Jesús y le preguntó: -«Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna?» Jesús le contestó: -«¿Por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.» Él le preguntó: -«¿Cuáles?» Jesús le contestó: -«No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y ama a tu prójimo como a ti mismo.» El muchacho le dijo: -«Todo eso lo he cumplido. ¿Qué me falta?» Jesús le contestó: -«Si quieres llegar hasta el final, vende lo que tienes, da el dinero a los pobres -así tendrás un tesoro en el cielo- y luego vente conmigo.» Al oír esto, el joven se fue triste, porque era rico. Jesús dijo a sus discípulos: -«Creedme: difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Lo repito: Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de los cielos.» Al oírlo, los discípulos dijeron espantados: - «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Jesús se les quedó mirando y les dijo: -«Para los hombres es imposible; pero Dios lo puede todo.»

    1. Ver lecturas del Común de Santos y Santas (para los religiosos).
  • VIERNES DE LA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2014:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Gritareis contra el rey, pero Dios no os responderá

    Lectura del primer libro de Samuel 8, 4-7. 10-22a

    En aquellos días, los ancianos de Israel se reunieron y fueron a entrevistarse con
    Samuel en Ramá.
    Le dijeron: Mira, tú eres ya viejo, y tus hijos no se comportan como tú.
    Nómbranos un rey que nos gobierne, como se hace en todas las naciones.
    A Samuel le disgustó que le pidieran ser gobernados por un rey, y se puso a orar al
    Señor.
    El Señor le respondió: Haz caso al pueblo en todo lo que te pidan.
    No te rechazan a ti, sino a mí; no me quieren por rey.
    Samuel comunicó la palabra del Señor a la gente que le pedía un rey: Estos son los
    derechos del rey que os regirá: A vuestros hijos los llevará para enrolarlos en sus
    destacamentos de carros y caballería, y para que vayan delante de su carroza; los
    empleará como jefes y oficiales en su ejército, como aradores de sus campos y
    segadores de su cosecha, como fabricantes de armamento y de pertrechos para
    sus carros.
    A vuestras hijas se las llevará como perfumistas, cocineras y reposteras.
    Vuestros campos, viñas y los mejores olivares, os los quitará para dárselos a sus
    ministros.
    De vuestro grano y vuestras viñas, os exigirá diezmos, para dárselos a sus
    funcionarios y ministros.
    A vuestros criados y criadas, y a vuestros mejores burros y bueyes, se los llevará
    para usarlos en su hacienda.
    De vuestros rebaños os exigirá diezmos.
    ¡Y vosotros mismos seréis sus esclavos! Entonces gritaréis contra el rey que os
    elegisteis, pero Dios no os responderá.
    El pueblo no quiso hacer caso a Samuel, e insistió: No importa.
    ¡Queremos un rey! Así seremos nosotros como los demás pueblos.
    Que nuestro rey nos gobierne y salga al frente de nosotros a luchar en nuestra
    guerra.
    Samuel oyó lo que pedía el pueblo y se lo comunicó al Señor.
    El Señor le respondió: Hazles caso y nómbrales un rey.

    SALMO RESPONSORIAL DE LA MISA

    Salmo responsorial Sal 88, 16-17. 18-19.

    V/. Cantaré eternamente tus misericordias, Señor.
    R/. Cantaré eternamente tus misericordias, Señor.
    Dichoso el pueblo que sabe aclamarte: caminará, oh Señor, a la luz de tu
    rostro; tu nombre es su gozo cada día, tu justicia es su orgullo. R/.
    V/. Porque tú eres su honor y su fuerza, y con tu favor realzas nuestro poder.
    Porque el Señor es nuestro escudo y el Santo de Israel, nuestro rey. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    El Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados

    Lectura del santo Evangelio según San Marcos 2, 1-12

    Cuando a los pocos días volvió Jesús a Cafarnaún, se supo que estaba en casa.
    Acudieron tantos, que no quedaba sitio ni a la puerta.
    El les proponía la Palabra.
    Llegaron cuatro llevando un paralítico, y como no podían meterlo por el gentío,
    levantaron unas tejas encima de donde estaba Jesús, abrieron un boquete y
    descolgaron la camilla con el paralítico.
    Viendo Jesús la fe que tenían, le dijo al paralítico: Hijo, tus pecados quedan
    perdonados.
    Unos letrados, que estaban allí sentados, pensaban para sus adentros: ¿Por qué
    habla éste así? Blasfema.
    ¿Quién puede perdonar pecados fuera de Dios? Jesús se dio cuenta de lo que
    pensaban y les dijo: ¿Por qué pensáis eso? ¿Qué es más fácil: decirle al paralítico
    «tus pecados quedan perdonados» o decirle «levántate, coge la camilla y echa a
    andar» ? Pues, para que veáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra
    para perdonar pecados... entonces le dijo al paralítico: Contigo hablo: Levántate,
    coge tu camilla y vete a tu casa.
    Se levantó inmediatamente, cogió la camilla y salió a la vista de todos.
    Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios diciendo: Nunca hemos visto una cosa
    igual.

Año Litúrgico 2013-2014

La siguiente es una imagen animada del año litúrgico 2013-2014 según el rito católico romano. Se llama "año litúrgico" o "año cristiano" al tiempo que oscila entre el primer domingo de Adviento y la última semana de tiempo ordinario durante el cual la Iglesia celebra todo el Misterio de Cristo, desde su nacimiento hasta su segunda venida. Se puede decir que el año litúrgico se compone de tiempos: tiempos fuertes y tiempo ordinario. Los tiempos fuertes son, Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua, en los cuales se celebra un misterio concreto de la historia de la salvación. El Tiempo Ordinario en el cual no se celebra ningún aspecto concreto, sino más bien el mismo Misterio de Cristo en su plenitud, especialmente en los domingos. El Tiempo Ordinario, a su vez, se divide en dos partes y en total dura 33 ó 34 semanas. Nótese que en la imagen abajo se ha resaltado la fecha correspondiente a 2014-01-17.