Iniciar Sesión

MISA LUNES DE LA VIGÉSIMA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Lunes, 2015-08-24 lo siguiente:

  • SAN BARTOLOMÉ, APÓSTOL, Fiesta 2015:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Doce basamentos que llevaban doce nombres: los nombres de los apóstoles del Cordero

    Lectura del libro del Apocalipsis 21, 9b-14

    El ángel me habló así: -«Ven acá, voy a mostrarte a la novia, a la esposa del Cordero.» Me transportó en éxtasis a un monte altísimo, y me enseñó la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo, enviada por Dios, trayendo la gloria de Dios. Brillaba como una piedra preciosa, como jaspe traslúcido. Tenía una muralla grande y alta y doce puertas custodiadas por doce ángeles, con doce nombres grabados: los nombres de las tribus de Israel. A oriente tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas, y a occidente tres puertas. La muralla tenía doce basamentos que llevaban doce nombres: los nombres de los apóstoles del Cordero.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 144, 10-11. 12-13ab. 17-18 (R.: cf. 12)

    R. Que tus fieles, Señor, proclamen la gloria de tu reinado.
    Que todas tus criaturas te den gracias, Señor, que te bendigan tus fieles;que
    proclamen la gloria de tu reinado, que hablen de tus hazañas. R.
    Explicando tus hazañas a los hombres, la gloria y la majestad de tu reinado. Tu
    reinado es un reinado perpetuo, tu gobierno va de edad en edad. R.
    El Señor es justo en todos sus caminos, es bondadoso en todas sus acciones;cerca
    está el Señor de los que lo invocan, de los que lo invocan sinceramente. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Jn 1, 49b

    Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño

    Lectura del santo evangelio según san Juan 1, 45-51

    En aquel tiempo, Felipe encuentra a Natanael y le dice: -«Aquel de quien escribieron Moisés en la Ley y los profetas, lo hemos encontrado: Jesús, hijo de José, de Nazaret.» Natanael le replicó: -«¿De Nazaret puede salir algo bueno?» Felipe le contestó: -«Ven y verás.» Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: -«Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.» Natanael le contesta: -«¿De qué me conoces?» Jesús le responde: -«Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.» Natanael respondió: -«Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.» Jesús le contestó: -«¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores.» Y le añadió: -«Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.»

  • LUNES DE LA VIGÉSIMA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Abandonando los ídolos, os volvisteis a Dios, para vivir aguardando la vuelta de su Hijo, a quien ha resucitado

    Comienzo de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses 1, 1-5. 8b-10

    Pablo, Silvano y Timoteo a la Iglesia de los Tesalonicenses, en Dios Padre y en el
    Señor Jesucristo.
    A vosotros, gracia y paz.
    Siempre damos gracias a Dios por todos vosotros y os tenemos presentes en
    nuestras oraciones.
    Ante Dios, nuestro Padre, recordamos sin cesar la actividad de vuestra fe, el
    esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo nuestro
    Señor.
    Bien sabemos, hermanos amados de Dios, que él os ha elegido y que cuando se
    proclamó el Evangelio entre vosotros no hubo sólo palabras, sino además fuerza
    del Espíritu Santo y convicción profunda.
    Sabéis cuál fue nuestra actuación entre vosotros para vuestro bien.
    Vuestra fe en Dios había corrido de boca en boca, de modo que nosotros no
    teníamos necesidad de explicar nada, ya que ellos mismos cuentan los detalles de
    la visita que os hicimos: cómo, abandonando los ídolos, os volvisteis a Dios, para
    servir al Dios vivo y verdadero, y vivir aguardando la vuelta de su Hijo Jesús
    desde el cielo, a quien ha resucitado de entre los muertos y que os libra del
    castigo futuro.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 149, 1-2. 3-4. 5-6a y 9b.

    V/. El Señor ama a su pueblo.
    R/. El Señor ama a su pueblo.
    V/. Cantad al Señor un cántico nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los
    fieles;que se alegre Israel por su Creador, los hijos de Sión por su Rey. R/.
    Alabad su nombre con danzas, cantadle con tambores y cítaras;porque el
    Señor ama a su pueblo, v adorna con la victoria a los humildes. R/.
    V/. Que los fieles festejen su gloria y canten jubilosos en filas, con vítores a Dios
    en la boca;es un honor para todos sus fieles. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    ¡Ay de vosotros, guías ciegos!

    Lectura del santo Evangelio según San Mateo 23, 13-22

    En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos
    hipócritas, que cerráis a los hombres el Reino de los Cielos ! Ni entráis vosotros,
    ni dejáis entrar a los que quieren.
    ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que devoráis los bienes de las viudas
    con pretexto de largas oraciones ! Vuestra sentencia será por eso más severa.
    ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que viajáis por tierra y mar para
    ganar un prosélito, y cuando lo conseguís, lo hacéis digno del fuego el doble que
    vosotros! ¡Ay de vosotros, guías ciegos, que decís: «Jurar por el templo no obliga,
    jurar por el oro del templo sí obliga» ! ¡Necios y ciegos ! ¿Qué es más, el oro o el
    templo que consagra el oro ? O también: «Jurar por el altar no obliga, jurar por la
    ofrenda que está en el altar sí obliga».
    ¡Ciegos! ¿Qué es más, la ofrenda o el altar que consagra la ofrenda ? Quien jura por
    el altar, jura también por todo lo que está sobre él;quien jura por el templo, jura
    también por el que habita en él;y quien jura por el cielo, jura por el trono de Dios
    y también por el que está sentado en él.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z