Iniciar Sesión

MISA TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Domingo, 2015-01-25 lo siguiente:

  • LA CONVERSIÓN DEL APÓSTOL SAN PABLO, Fiesta 2015:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Levántate, recibe el bautismo que, por la invocación del nombre de Jesús, lavará tus pecados

    Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 22, 3-16

    En aquellos días, dijo Pablo al pueblo:
    -«Yo soy judío, nací en Tarso de Cilicia, pero me crié en esta ciudad;fui alumno de Gamaliel y aprendí hasta el último detalle de la ley de nuestros padres;he servido a Dios con tanto fervor como vosotros mostráis ahora. Yo perseguí a muerte este nuevo camino, metiendo en la cárcel, encadenados, a hombres y mujeres;y son testigos de esto el mismo sumo sacerdote y todos los ancianos. Ellos me dieron cartas para los hermanos de Damasco, y fui allí para traerme presos a Jerusalén a los que encontrase, para que los castigaran.
    Pero en el viaje, cerca ya de Damasco, hacia mediodía, de repente una gran luz del cielo me envolvió con su resplandor, caí por tierra y oí una voz que me decía:
    “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”
    Yo pregunté:
    “¿Quién eres, Señor ?”
    Me respondió:
    “Yo soy Jesús Nazareno, a quien tú persigues.”
    Mis compañeros vieron el resplandor, pero no comprendieron lo que decía la voz.
    Yo pregunté:
    “¿Qué debo hacer, Señor?”
    El Señor me respondió:
    “Levántate, sigue hasta Damasco, y allí te dirán lo que tienes que hacer.”
    Como yo no veía, cegado por el resplandor de aquella luz, mis compañeros me llevaron de la mano a Damasco.
    Un cierto Ananías, devoto de la Ley, recomendado por todos los judíos de la ciudad, vino a verme, se puso a mi lado y me dijo:
    “Saulo, hermano, recobra la vista.”
    Inmediatamente recobré la vista y lo vi.
    Él me dijo:
    “El Dios de nuestros padres te ha elegido para que conozcas su voluntad, para que vieras al Justo y oyeras su voz, porque vas a ser su testigo ante todos los hombres, de lo que has visto y oído. Ahora, no pierdas tiempo;levántate, recibe el bautismo que, por la invocación de su nombre, lavará tus pecados.”»
    Palabra de Dios.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 116, 1. 2 (R.: Mc 16, 15)

    R. Id al mundo entero y proclamad el Evangelio (O bien: Aleluya). Alabad al Señor, todas las naciones, aclamadlo, todos los pueblos. R.
    Firme es su misericordia con nosotros, su fidelidad dura por siempre. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Cf. Jn 15, 16

    Yo os he elegido del mundo, para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure -dice
    el Señor-.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Id al mundo entero y proclamad el Evangelio

    Lectura del santo evangelio según san Marcos 16, 15-18

    En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: -«Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará;el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»

  • TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2015:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Los ninivitas se convirtieron de su mala vida

    Lectura de la profecía de Jonás 3, 1-5. 10

    En aquellos di as, vino la palabra del Señor sobre Jonás:
    —«Levántate y vete a Nínive, la gran ciudad, y predícale el mensaje que te
    digo.»
    Se levantó Jonás y fue a Nínive, como mandó el Señor. Nínive era una gran
    ciudad, tres días hacían falta para recorrerla. Comenzó Jonás a entrar por la ciudad
    y caminó durante un día, proclamando:
    —«¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!»
    Creyeron en Dios los ninivitas;proclamaron el ayuno y se vistieron de saco,
    grandes y pequeños.
    Y vio Dios sus obras, su conversión de la mala vida;se compadeció y se
    arrepintió Dios de la catástrofe con que había amenazado a Nínive, y no la ejecutó.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 24, 4-5ab. 6-7bc. 8-9 (R/.: 4a)

    R/. Señor, enséñame tus caminos.
    Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con
    lealtad;enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R/.
    Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas;acuérdate de mí con
    misericordia, por tu bondad, Señor. R/.
    El Señor es bueno y es recto, y enseña el camino a los pecadores;hace caminar a los
    humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes. R/.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    La representación de este mundo se termina

    Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 7, 29-31

    Digo esto, hermanos: que el momento es apremiante.
    Queda como solución que los que tienen mujer vivan como si no la tuvieran;los
    que lloran, como si no lloraran;los que están alegres, como si no lo estuvieran;los
    que compran, como si no poseyeran;los que negocian en el mundo, como si no
    disfrutaran de él: porque la representación de este mundo se termina.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Mc 1,15

    Está cerca el reino de Dios:
    convertíos y creed en el Evangelio.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Convertíos y creed en el Evangelio

    Lectura del santo evangelio según san Marcos 1, 14-20

    Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio
    de Dios. Decía:
    —«Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el
    Evangelio.»
    Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran
    pescadores y estaban echando el copo en el lago.
    Jesús les dijo:
    —«Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.»
    Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.
    Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a
    su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes.
    Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se
    marcharon con él.

    Notas

    • Si el Aleluya no se canta, puede omitirse

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z