Iniciar Sesión

MISA LUNES DE LA OCTAVA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Lunes, 2015-05-25 lo siguiente:

  • Santa María Magdalena de Pazzi, virgen 2015:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    1 Co 7, 25-35

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo Responsorial Sal 148, 1-2. 11-13b. 13c-14

    EVANGELIO DE LA MISA

    Mc 3, 31-35

    Notas

  • LUNES DE LA OCTAVA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Retorna al Altísimo, aléjete de la injusticia

    Lectura del libro del Eclesiástico 17, 20- 28

    A los que se arrepienten Dios los deja volver, y reanima a los que pierden la
    paciencia.
    Vuelve al Señor, abandona el pecado, suplica en su presencia y disminuye tus
    faltas;
    retorna al Altísimo, aléjate de la injusticia y detesta de corazón la idolatría.
    En el Abismo, ¿quién alaba al Señor como los vivos que le dan gracias ?
    El muerto como si no existiera deja de alabarlo, el que está vivo y sano alaba al
    Señor.
    ¡Qué grande es la misericordia del Señor y su perdón para los que vuelven a él!

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 31, 1-2. 5. 6. 7

    V/. Alegraos, justos, y gozad en el Señor.
    R/. Alegraos, justos, y gozad en el Señor.
    V/. Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han sepultado su pecado;
    dichoso el hombre a quien el Señor no le apunta el delito, y en cuyo espíritu no
    hay fraude. R/.
    Había pecado, lo reconocí, no te encubrí mi delito;propuse: «Confesaré al
    Señor mi culpa» , y tú perdonaste mi culpa y mi pecado. R/.
    V/. Por eso, que todo fiel te suplique en el momento de la desgracia: la crecida de
    las aguas caudalosas no lo alcanzará. R/.
    V/. Tú, eres mi refugio: me libras del peligro, me rodeas de cantos de liberación.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Vende lo que tienes y sígueme

    Lectura del santo Evangelio según San Marcos 10, 17-27

    En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se
    arrodilló y le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?
    Jesús le contestó: ¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios.
    Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no
    darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.
    El replicó: Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.
    Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende lo que
    tienes, dale el dinero a los pobres─así tendrás un tesoro en el cielo─, y luego
    sígueme.
    A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico.
    Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Qué difícil les va a ser a los ricos
    entrar en el Reino de Dios ! Los discípulos se extrañaron de estas palabras.
    Jesús añadió: Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el Reino de Dios a los que ponen su
    confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja,
    que a un rico entrar en el Reino de Dios.
    Ellos se espantaron y comentaban: Entonces, ¿quién puede salvarse? Jesús se les
    quedó mirando y les dijo: Es imposible para los hombres, no para Dios.
    Dios lo puede todo.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z