MISA TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2014

¡Ahora puedes ver las lecturas de la misa correspondientes a cualquier día del año!

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Domingo, 2014-01-26 lo siguiente:

  • San Timoteo y san Tito, obispos, Memoria 2014:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    O bien: Tito, verdadero hijo mío en la fe que compartimos

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a Tito 1, 1-5

    Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, para promover la fe de los elegidos de Dios, y el conocimiento de la verdad, según la piedad apoyada en la esperanza de la vida eterna. Dios, que no miente, había prometido esa vida desde tiempos inmemoriales; al llegar el momento, la ha manifestado abiertamente con la predicación que se me ha confiado, según lo dispuso Dios, nuestro salvador. Querido Tito, verdadero hijo mío en la fe que compartimos; te deseo la gracia y la paz de Dios Padre y de Cristo Jesús, salvador nuestro. Mi intención al dejarte en Creta era que pusieras en regla lo que faltaba y establecieses presbíteros en cada ciudad, siguiendo las instrucciones que te di.

    SALMO RESPONSORIAL DE LA MISA

    Salmo responsorial Sal 95; 1-2a. 2b-3. 7-8a. 10 (R.: 3)

    R. Contad las maravillas del Señor a todas las naciones.
    Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor, toda la tierra; cantad al Señor,
    bendecid su nombre. R.
    Proclamad día tras día su victoria. Contad a los pueblos su gloria, sus maravillas a
    todas las naciones. R.
    Familias de los pueblos, aclamad al Señor, aclamad la gloria y el poder del Señor,
    aclamad la gloria del nombre del Señor. R.
    Decid a los pueblos: «El Señor es rey, él afianzó el orbe, y no se moverá; él gobierna
    a los pueblos rectamente.» R.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Lc 10, 1-9

  • TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2014:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    En la Galilea de los gentiles el pueblo vio una luz grande

    Lectura del libro de Isaías 9, 1-4

    En otro tiempo el Señor humilló el país de Zabulón y el país de Neftalí; ahora
    ensalzará el camino del mar, al otro lado del Jordán, la Galilea de los gentiles.
    El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande;
    habitaban tierras de sombras, y una luz les brilló.
    Acreciste la alegría, aumentaste el gozo:
    se gozan en tu presencia
    como gozan al segar,
    como se alegran al repartirse el botín.
    Porque la vara del opresor, el yugo de su carga,
    el bastón de su hombro los quebrantaste como el día de Madián.

    SALMO RESPONSORIAL DE LA MISA

    Salmo responsorial Sal 26, 1. 4. 13-14

    V/. El Señor es mi luz y mi salvación.
    R/. El Señor es mi luz y mi salvación.
    V/. El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré?
    El Señor es la defensa de mi vida; ¿quién me hará temblar?
    R/. El Señor es mi luz y mi salvación.
    V/. Una cosa pido al Señor, eso buscaré:
    habitar en la casa del Señor por todos los días de mi vida;
    gozar de la dulzura del Señor contemplando su templo.
    R/. El Señor es mi luz y mi salvación.
    V/. Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida.
    Espera en el Señor, sé valiente, ten ánimo, espera en el Señor.
    R/. El Señor es mi luz y mi salvación.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    Poneos de acuerdo y no andéis divididos.

    Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 1, 10-13. 17

    Hermanos:
    Os ruego en nombre de nuestro Señor Jesucristo: poneos de acuerdo y no andéis
    divididos.
    Estad bien unidos con un mismo pensar y sentir.
    Hermanos, me he enterado por los de Cloe de que hay discordias entre vosotros.
    Y por eso os hablo así,
    porque andáis divididos diciendo:
    «Yo soy de Pablo, yo soy de Apolo,
    yo soy de Pedro, yo soy de Cristo.»
    ¿Está dividido Cristo?
    ¿Ha muerto Pablo en la cruz por vosotros?
    ¿Habéis sido bautizados en nombre de Pablo?
    No me envió Cristo a bautizar, sino a anunciar el Evangelio, y no con sabiduría de
    palabras, para no hacer ineficaz la cruz de Cristo.

    ALELUYA

    Aleluya Mt 4, 23

    Si no se canta, puede omitirse
    Aleluya, aleluya.
    Jesús predicaba el Evangelio del Reino, curando las enfermedades del pueblo. Aleluya.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Vino a Cafarnaún para que se cumpliese lo que había dicho el Profeta Isaías

    Lectura del santo Evangelio según San Mateo 4, 12-23

    Al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retiró a Galilea. Dejando Nazaret
    se estableció en Cafarnaún, junto al lago, en el territorio de Zabulón y Neftalí. Así se
    cumplió lo que había dicho el Profeta Isaías:
    «País de Zabulón y país de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de
    los gentiles. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en
    tierra y sombras de muerte, una luz les brilló.»
    Entonces comenzó Jesús a predicar diciendo:
    —Convertíos, porque está cerca el Reino de los cielos.
    [Paseando junto al lago de Galilea vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y
    a Andrés, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores.
    Les dijo:
    —Venid y seguidme y os haré pescadores de hombres.
    Inmediatamente dejaron las redes y le siguieron.
    Y pasando adelante vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan,
    que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamo
    también.
    Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.
    Recorría toda Galilea enseñando en las sinagogas y proclamando el Evangelio del
    Reino, curando las enfermedades y dolencias del pueblo.]

    Notas

    • El texto entre [ ] puede omitirse por razones pastorales

Año Litúrgico 2013-2014

La siguiente es una imagen animada del año litúrgico 2013-2014 según el rito católico romano. Se llama "año litúrgico" o "año cristiano" al tiempo que oscila entre el primer domingo de Adviento y la última semana de tiempo ordinario durante el cual la Iglesia celebra todo el Misterio de Cristo, desde su nacimiento hasta su segunda venida. Se puede decir que el año litúrgico se compone de tiempos: tiempos fuertes y tiempo ordinario. Los tiempos fuertes son, Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua, en los cuales se celebra un misterio concreto de la historia de la salvación. El Tiempo Ordinario en el cual no se celebra ningún aspecto concreto, sino más bien el mismo Misterio de Cristo en su plenitud, especialmente en los domingos. El Tiempo Ordinario, a su vez, se divide en dos partes y en total dura 33 ó 34 semanas. Nótese que en la imagen abajo se ha resaltado la fecha correspondiente a 2014-01-26.