Iniciar Sesión

MISA MIÉRCOLES DE LA VIGÉSIMA SEXTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Miércoles, 2015-09-30 lo siguiente:

  • San Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia, Memoria 2015:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Toda Escritura inspirada por Dios es útil para enseñar

    Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo 3, 14-17

    Querido hermano: Permanece en lo que has aprendido y se te ha confiado, sabiendo de quién lo aprendiste y que desde niño conoces la sagrada Escritura;ella puede darte la sabiduría que, por la fe en Cristo Jesús, conduce a la salvación. Toda Escritura inspirada por Dios es también útil para enseñar, para reprender, para corregir, para educar en la virtud;así el hombre de Dios estará perfectamente equipado para toda obra buena.

    SALMO RESPONSORIAL

    SALMO RESPONSORIAL Sal 118, 9. 10. 11. 12. 13. 14 (R.: 12b)

    R. Enséñame, Señor, tus leyes.
    ¿Cómo podrá un joven andar honestamente? Cumpliendo tus palabras. R.
    Te busco de todo corazón,
    no consientas que me desvíe de tus mandamientos. R.
    En mi corazón escondo tus consignas, así no pecaré contra ti. R.
    Bendito eres, Señor, enséñame tus leyes. R.
    Mis labios van enumerando los mandamientos de tu boca. R.
    Mi alegría es el camino de tus preceptos, más que todas las riquezas. R.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Mt 13, 47-52

    Notas

  • MIÉRCOLES DE LA VIGÉSIMA SEXTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Si a Su Majestad le parece bien, déjame ir y reconstruiré la ciudad de mis padres

    Lectura del libro de Nehemías 2, 1-8

    El mes de Nisán del año veinte del rey Artajerjes, siendo yo, Nehemías, copero
    mayor, tomé vino y se lo ofrecí al rey.
    Nunca me había presentado ante él con cara triste.
    Y me dijo el rey: ¿Qué te pasa que estás tan triste? Tú no estás enfermo, sino
    preocupado.
    Me llevé un susto enorme y respondí al rey: Viva el rey eternamente.
    ¿Cómo no he de estar triste cuando la ciudad donde se hallan enterrados mis
    padres está en ruinas y sus puertas consumidas por el fuego? El rey me dijo:
    ¿Qué pretendes? Me encomendé al Dios del cielo y contesté al rey: Si a Su
    Majestad le parece bien, y si está satisfecho de su siervo, déjame ir a Judá y
    reconstruiré la ciudad donde están enterrados mis padres.
    El rey y la reina, que estaba sentada a su lado, me preguntaron: ¿Cuánto durará tu
    viaje y cuándo volverás? Al rey le pareció bien la fecha que le indiqué y me dejó
    ir.
    Pero añadí: Ruego a Su Majestad que me den cartas para los gobernadores de
    Transeufratina, para que me faciliten el viaje hasta Judá.
    Y una carta dirigida a Asaf, encargado de los bosques reales, para que me
    suministre vigas de madera para los portones de la ciudadela del templo, para el
    muro de la ciudad y para la casa donde me voy a instalar.
    Por un favor de Dios el rey me lo concedió todo.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 136, 1-2. 3. 4-5. 6

    V/. Que se me pegue la lengua al paladar, si no me acuerdo de ti.
    R/. Que se me pegue la lengua al paladar, si no me acuerdo de ti.
    V/. Junto a los canales de Babilonia nos sentamos a llorar con nostalgia de Sión;
    en los sauces de sus orillas colgábamos nuestras cítaras. R/.
    Allí los que nos deportaron nos invitaban a cantar, nuestros opresores, a
    divertirlos.
    «Cantadnos un cantar de Sión». R/.
    V/. ¡Cómo cantar un cántico del Señor en tierra extranjera ! Si me olvido de ti,
    Jerusalén, que se me paralice la mano derecha. R/.
    V/. Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti, si no pongo a
    Jerusalén en la cumbre de mis alegrías. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Te seguiré a donde vayas

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 9, 57-62

    En aquel tiempo, mientras iban de camino Jesús y sus discípulos, le dijo uno: Te
    seguiré a donde vayas. Jesús le respondió: Las zorras tienen madriguera y los
    pájaros, nido pero el Hijo del Hombre no tiene donde reclinar la cabeza.
    A otro le dijo: Sígueme.
    El respondió: Déjame primero ir a enterrar a mi padre.
    Le contestó: Deja que los muertos entierren a sus muertos, tú vete a anunciar el
    Reino de Dios.
    Otro le dijo: Te seguiré, Señor. Pero déjame primero despedirme de mi familia.
    Jesús le contestó: El que echa mano al arado y sigue mirando atrás, no vale para el
    Reino de Dios.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z