Iniciar Sesión

MISA VIGÉSIMO SÉPTIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Domingo, 2015-10-04 lo siguiente:

  • San Francisco de Asís, Memoria 2015:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    El mundo está crucificado para mi, y yo para el mundo

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas 6, 14-18

    Hermanos: Dios me libre de gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, en la cual el mundo está crucificado para mí, y yo para el mundo. Pues lo que cuenta no es circuncisión o incircuncisión, sino una criatura nueva. La paz y la misericordia de Dios vengan sobre todos los que se ajustan a esta norma;también sobre el Israel de Dios. En adelante, que nadie me venga con molestias, porque yo llevo en mi cuerpo las marcas de Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con vuestro espíritu, hermanos. Amén.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 15, 1-2a y 5. 7-8. 11 (R.: cf. 5a)

    R. Tú, Señor, eres el lote de mi heredad.
    Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti;yo digo al Señor: «Tú eres mi bien.» El
    Señor es el lote de mi heredad y mi copa;mi suerte está en tu mano. R.
    Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente.
    Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. R.
    Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría
    perpetua a tu derecha. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Cf. Mt 11, 25

    Bendito seas, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has revelado los secretos del
    reino a la gente sencilla.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Has escondido estas cosas a los sabios y las has revelado a la gente sencilla

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 11, 25-30

    En aquel tiempo, exclamó Jesús: -«Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

    Notas

  • VIGÉSIMO SÉPTIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2015:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Y serán los dos una sola carne

    Lectura del libro del Génesis 2, 18-24

    El Señor Dios se dijo:
    —«No está bien que el hombre esté solo;voy a hacerle alguien como él que le
    ayude.»
    Entonces el Señor Dios modeló de arcilla todas las bestias del campo y todos los
    pájaros del cielo y se los presentó al hombre, para ver qué nombre les ponía. Y cada
    ser vivo llevaría el nombre que el hombre le pusiera.
    Así, el hombre puso nombre a todos los animales domésticos, a los pájaros del
    cielo y a las bestias del campo;pero no encontraba ninguno como él que lo ayudase.
    Entonces el Señor Dios dejó caer sobre el hombre un letargo, y el hombre se
    durmió. Le sacó una costilla y le cerró el sitio con carne.
    Y el Señor Dios trabajó la costilla que le había sacado al hombre, haciendo una
    mujer, y se la presentó al hombre.
    El hombre dijo:
    —«¡Ésta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne!
    Su nombre será Mujer, porque ha salido del hombre.
    Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y
    serán los dos una sola carne.»

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 127, 1-2. 3. 4-5. 6 (R/.: cf. 5)

    R/. Que el Señor nos bendiga todos los días de nuestra vida.
    Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos. Comerás del fruto de tu
    trabajo, serás dichoso, te irá bien. R/.
    Tu mujer, como parra fecunda, en medio de tu casa;tus hijos, como renuevos de
    olivo, alrededor de tu mesa. R/.
    Esta es la bendición del hombre que teme al Señor. Que el Señor te bendiga
    desde Sión, que veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida.
    Que veas a los hijos de tus hijos. ¡Paz a Israel! R/.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    EL santificador y los santificados proceden todos del mismo

    Lectura de la carta a los Hebreos 2, 9-11

    Hermanos:
    Al que Dios había hecho un poco inferior a los ángeles, a Jesús, lo vemos ahora
    coronado de gloria y honor por su pasión y muerte.
    Así, por la gracia de Dios, ha padecido la muerte para bien de todos.
    Dios, para quien y por quien existe todo, juzgó conveniente, para llevar a una
    multiud de hijos a la gloria, perfeccionar y consagrar con sufrimientos al guía de su
    salvación.
    EL santificador y los santificados proceden todos del mismo.
    Por eso no se avenguenza de llamarlos hermanos.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya 1 Jn 4, 12

    Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros,
    y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre

    Lectura del santo evangelio según san Marcos 10, 2-16

    En aquel tiempo, se acercaron unos fariseos y le preguntaron a Jesús, para ponerlo a prueba:
    —«¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?»
    Él les replicó:
    —«¿Qué os ha mandado Moisés?»
    Contestaron:
    —«Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio.»
    Jesús les dijo:
    —«Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios "los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unírá a su mujer, y serán los dos una sola carne". De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.»
    En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo.
    Él les dijo:
    —«Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.»
    Le acercaban niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban.
    Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo:
    —«Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis;de los que son como ellos es el reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él.»
    Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z