Iniciar Sesión

MISA SÁBADO DE LA OCTAVA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2013

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Sábado, 2013-06-01 lo siguiente:

  • San Justino, mártir, Memoria 2013:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Quiso Dios valerse de la necedad de la predicación, para salvar a los creyentes

    Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 1, 18-25

    Hermanos: El mensaje de la cruz es necedad para los que están en vías de perdición; pero para los que están en vías de salvación -para nosotros- es fuerza de Dios. Dice la Escritura: «Destruiré la sabiduría de los sabios, frustraré la sagacidad de los sagaces.» ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el sofista de nuestros tiempos? ¿No ha convertido Dios en necedad la sabiduría del mundo? Y como, en la sabiduría de Dios, el mundo no lo conoció por el camino de la sabiduría, quiso Dios valerse de la necedad de la predicación, para salvar a los creyentes. Porque los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles; pero para los llamados -judíos o griegos-, un Mesías que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Pues lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 33, 2-3. 4-5. 6-7. 8-9 (R.: 5b)

    R. El Señor me libró de todas mis ansias.
    Bendigo al Señor en todo momento, su alabanza está siempre en mi boca; mi alma
    se gloría en el Señor: que los humildes lo escuchen y se alegren. R.
    Proclamad conmigo la grandeza del Señor, ensalcemos juntos su nombre. Yo
    consulté al Señor, y me respondió, me libró de todas mis ansias. R.
    Contempladlo, y quedaréis radiantes, vuestro rostro no se avergonzará. Si el
    afligido invoca al Señor, él lo escucha y lo salva de sus angustias. R.
    El ángel del Señor acampa en torno a sus fieles y los protege. Gustad y ved qué
    bueno es el Señor, dichoso el que se acoge a él. R.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Mt 5, 13-19

    Notas

  • SÁBADO DE LA OCTAVA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2013:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Daré gracias al que me enseñó

    Lectura del libro del Eclesiástico 51, 17-27

    Doy gracias y alabo y bendigo el nombre del Señor.
    Siendo aún joven, antes de torcerme, deseé la sabiduría con toda el alma, la busqué
    desde mi juventud
    y hasta la muerte la perseguiré; crecía como racimo que madura,
    y mi corazón gozaba con ella, mis pasos caminaban fielmente siguiendo sus huellas
    desde joven,
    presté oído un poco para recibirla, y alcancé doctrina copiosa; su yugo me resultó
    glorioso, daré gracias al que me enseñó;
    decidí seguirla fielmente, cuando la alcance no me avergonzaré; mi alma se apegó a
    ella, y no apartaré de ella el rostro;
    mi alma saboreó sus frutos, y jamás me apartaré de ella; mi mano abrió sus puertas,
    la miraré y la contemplaré;
    mi alma la siguió fielmente y la poseyó con pureza.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 18, 8. 9. 10. 11

    V/. Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón.
    R/. Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón.
    V/. La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es
    fiel e instruye al ignorante. R/.
    V/. Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón; la norma del Señor es
    límpida y da luz a los ojos. R/.
    V/. La voluntad del Señor es pura y eternamente estable; los mandamientos del
    Señor son verdaderos y enteramente justos.
    V/. Más preciosos que el oro, más que el oro fino; más dulces que la miel de un
    panal que desti1a. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    ¿Con qué autoridad haces esto?

    Lectura del santo Evangelio según San Marcos 11, 27-33

    En aquel tiempo, Jesús y los discípulos volvieron a Jerusalén, y, mientras paseaba
    por el templo, se le acercaron los sumos sacerdotes, los letrados y los senadores, y
    le preguntaron: ¿Con qué autoridad haces esto ? ¿Quién te ha dado semejante
    autoridad ? Jesús les replicó: Os voy a hacer una pregunta y, si me contestáis, os
    diré con qué autoridad hago esto.
    El bautismo de Juan ¿era cosa de Dios o de los hombres? Contestadme.
    Se pusieron a deliberar: Si decimos que es de Dios, dirá: «¿Y por qué no le habéis
    creído? » Pero como digamos que es de los hombres.
    (Temían a la gente, porque todo el mundo estaba convencido de que Juan era un
    profeta) Y respondieron a Jesús: No sabemos.
    Jesús les replicó: Pues tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z