Iniciar Sesión

MISA SÁBADO DE LA VIGÉSIMA SEXTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Sábado, 2011-10-01 lo siguiente:

  • Santa Teresa del Niño Jesús, virgen, Memoria 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Yo haré derivar hacia ella, como un río, la paz

    Lectura del libro de Isaías 66, 10-14c

    Festejad a Jerusalén, gozad con ella, todos los que la amáis, alegraos de su alegría, los que por ella llevasteis luto. Mamaréis a sus pechos y os saciaréis de sus consuelos, y apuraréis las delicias de sus ubres abundantes. Porque así dice el Señor: «Yo haré derivar hacia ella, como un río, la paz, como un torrente en crecida, las riquezas de las naciones. Llevarán en brazos a sus criaturas y sobre las rodillas las acariciarán; como a un niño a quien su madre consuela, así os consolaré yo, y en Jerusalén seréis consolados. Al verlo, se alegrará vuestro corazón, y vuestros huesos florecerán como un prado; la mano del Señor se manifestará a sus siervos.»

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 130, 1. 2. 3

    R. Guarda mi alma en la paz, junto a ti, Señor.
    Señor, mi corazón no es ambicioso, ni mis ojos altaneros; no pretendo grandezas
    que superan mi capacidad. R.
    Sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre. R.
    Espere Israel en el Señor ahora y por siempre. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Cf. Mt 11, 25

    Bendito seas, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has revelado los secretos del
    reino a la gente sencilla.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Si no volvéis a ser como niños, no entraréis en el reino de los cielos

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 18, 1-4

    En aquel momento, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: -«¿Quién es el más importante en el reino de los cielos?» Él llamó a un niño, lo puso en medio y dijo: -«Os aseguro que, si no volvéis a ser como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Por tanto, el que se haga pequeño como este niño, ése es el más grande en el reino de los cielos.»

    Notas

  • SÁBADO DE LA VIGÉSIMA SEXTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    El que os mandó las desgracias, os mandará el gozo eterno

    Lectura del Profeta Baruc 4, 5-12. 27-29

    ¡Animo, pueblo mío, que llevas el nombre de Israel! Os vendieron a los gentiles, no
    para ser aniquilados; por la cólera de Dios contra vosotros, os entregaron a
    vuestros enemigos.
    Porque irritasteis a vuestro Creador, sacrificando a demonios que no son dios; os
    olvidasteis del Señor eterno que os había criado y afligisteis a Jerusalén que os
    sustentó.
    Cuando ella vio que el castigo de Dios se avecinaba dijo: Escuchad, habitantes de
    Sión, Dios me ha enviado una pena terrible: El Eterno mandó cautivos a mis hijos
    e hijas; yo los crié con alegría, los despedí con lágrimas de pena.
    Que nadie se alegre viendo a esta viuda abandonada de todos.
    Si estoy desierta, es por los pecados de mis hijos que se apartan de la ley de Dios.
    ¡Animo, hijos, gritad a Dios ! que el que os castigó se acordará de vosotros.
    Si un día os empeñasteis en alejaros de Dios, volveos a buscarlo con redoblado
    empeño.
    El que os mandó las desgracias, os mandará el gozo eterno de vuestra salvación.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 68, 33-35. 36-37

    V/. El Señor escucha a los pobres.
    R/. El Señor escucha a los pobres.
    V/. Miradlo, los humildes, y alegraos, buscad al Señor, y vivirá vuestro corazón.
    Que el Señor escucha a los pobres, no desprecia a los cautivos.
    Alábenlo el cielo y la tierra, las aguas y cuanto bulle en ellas.
    V/. El Señor salvará a Sión, reconstruirá las ciudades de Judá, y las habitarán en
    posesión.
    La estirpe de sus siervos la heredará, los que aman su nombre vivirán en el1a. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 10, 17-24

    En aquel tiempo, los setenta y dos volvieron muy contentos y dijeron a Jesús: Señor,
    hasta los demonios se nos someten en tu nombre.
    El les contestó: Veía a Satanás caer del cielo como un rayo.
    Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército
    del enemigo. Y no os hará daño alguno.
    Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres
    porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.
    En aquel momento, lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó: Te doy gracias,
    Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios
    y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencil1a.
    Sí, Padre, porque así te ha parecido bien.
    Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni
    quién es el Padre, sino el Hijo, y aquél a quien el Hijo se lo quiere revelar.
    Y volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: ¡Dichosos los ojos que ven lo que
    vosotros veis ! Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que
    veis vosotros y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z