Iniciar Sesión

MISA VIERNES DE LA TRIGÉSIMA TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Viernes, 2011-11-18 lo siguiente:

  • La Dedicación de las basílicas de los apóstoles San Pedro y San Pablo 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Llegamos a Roma

    Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 28, 11-16. 30-31

    Al cabo de tres meses, zarpamos en un barco que había invernado en la isla de Malta. Era de Alejandría y llevaba por mascarón a Cástor y Pólux. Tocamos en Siracusa y nos detuvimos tres días; desde allí, costeando, arribamos a Regio. Al día siguiente, se levantó viento sur, y llegamos a Pozzuoli en dos días. Allí encontramos algunos hermanos que nos invitaron a pasar una semana con ellos. Después llegamos a Roma. Los hermanos de Roma, que tenían noticia de nuestras peripecias, salieron a recibirnos al Foro Apio y Tres Tabernas. Al verlos, Pablo dio gracias a Dios y se sintió animado. En Roma, le permitieron a Pablo vivir por su cuenta en una casa, con un soldado que lo vigilase. Vivió allí dos años enteros a su propia costa, recibiendo a todos los que acudían, predicándoles el reino de Dios y enseñando lo que se refiere al Señor Jesucristo con toda libertad, sin estorbos.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 97, 1. 2-3ab. 3c-4. 5-6 (R.: 2b)

    R. El Señor revela a las naciones su justicia.
    Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas: su diestra le ha
    dado la victoria, su santo brazo. R.
    El Señor da a conocer su victoria, revela a las naciones su justicia: se acordó de su
    misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel. R.
    Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios. Aclama al
    Señor, tierra entera; gritad, vitoread, tocad: R.
    tañed la cítara para el Señor, suenen los instrumentos: con clarines y al son de
    trompetas, aclamad al Rey y Señor. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya

    A ti, oh Dios, te alabamos, a ti, Señor, te reconocemos. A ti te ensalza el glorioso
    coro de los apóstoles.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Mándame ir hacia ti andando sobre el agua

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 14, 22-33

    Después que la gente se hubo saciado, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y, después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba allí solo. Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma. Jesús les dijo en seguida: -«¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!» Pedro le contestó: -«Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua.» Él le dijo: -«Ven.» Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: -«Señor, sálvame.» En seguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: -«¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?» En cuanto subieron a la barca, amainó el viento. Los de la barca se postraron ante él, diciendo: -«Realmente eres Hijo de Dios.»

    Notas

    • Las lecturas de esta memoria son propias.
  • VIERNES DE LA TRIGÉSIMA TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Celebraron la consagración del altar, ofreciendo con alegría holocaustos

    Lectura del primer libro de los Macabeos 4, 36-37. 52-59

    En aquellos días, Judas y sus hermanos propusieron: Ahora que tenemos derrotado
    al enemigo, subamos a purificar y consagrar el templo.
    Se reunió toda la tropa, y subieron al monte Sión.
    El día cinco del mes noveno (Casléu) , todos madrugaron para ofrecer un sacrificio,
    según la ley, en el altar de los holocaustos que habían reconstruido.
    En el aniversario del día en que lo habían destruido los gentiles, lo volvieron a
    consagrar, cantando himnos y tocando cítaras, laúdes y timbales.
    Todo el pueblo se postró en tierra adorando y alabando a Dios, que les había dado
    éxito.
    Durante ocho días celebraron la consagración, ofreciendo con alegría holocaustos y
    sacrificios de comunión y de alabanza.
    Decoraron la fachada del templo con coronas de oro y escudos.
    Consagraron también el portal y las habitaciones, poniéndoles puertas.
    El pueblo celebró una gran fiesta, que canceló la profanación de los gentiles.
    Judas, con sus hermanos y toda la asamblea de Israel, determinó que se
    conmemorara anualmente la nueva consagración del altar con solemnes festejos,
    durante ocho días a partir del veinticinco de Casléu.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial 1 Cro 29, 10. 11abc. 11d-12a. 12bcd

    V/. Alabamos, Señor, tu nombre glorioso.
    R/. Alabamos, Señor, tu nombre glorioso.
    V/. Bendito eres, Señor, Dios de nuestro padre Israel, por los siglos de los siglos.
    V/. Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder, la gloria, el esplendor, la majestad,
    porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra. R/.
    V/. Tú eres Rey y soberano de todo: de ti viene la riqueza y la gloria.
    Tú eres el Señor del universo, en tu mano está el poder y la fuerza, tú
    engrandeces y confortas a todos. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Habéis convertido la casa de Dios en una cueva de bandidos

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 19, 45-48

    En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores,
    diciéndoles: Escrito está: «Mi casa es casa de oración»; pero vosotros la habéis
    convertido en una «cueva de bandidos».
    Todos los días enseñaba en el templo.
    Los sumos sacerdotes, los letrados y los senadores del pueblo intentaban quitarlo
    de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el
    pueblo entero estaba pendiente de sus labios.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z