Iniciar Sesión

MISA VIERNES DE LA VIGÉSIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Viernes, 2011-08-19 lo siguiente:

  • San Juan Eudes, presbítero 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Comprendiendo lo que trasciende toda filosofía: el amor cristiano

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 3, 14-19

    Hermanos: Doblo las rodillas ante el Padre, de quien toma nombre toda familia en el cielo y en la tierra, pidiéndole que, de los tesoros de su gloria, os conceda por medio de su Espíritu robusteceros en lo profundo de vuestro ser, que Cristo habite por la fe en vuestros corazones, que el amor sea vuestra raíz y vuestro cimiento; y así, con todos los santos, lograréis abarcar lo ancho, lo largo, lo alto y lo profundo, comprendiendo lo que trasciende toda filosofía: el amor cristiano. Así llegaréis a vuestra plenitud, según la plenitud total de Dios.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 130, 1. 2. 3

    R. Guarda mi alma en la paz, junto a ti, Señor.
    Señor, mi corazón no es ambicioso, ni mis ojos altaneros; no pretendo grandezas
    que superan mi capacidad. R.
    Sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre. R.
    Espere Israel en el Señor ahora y por siempre. R.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Mt 11, 25-30

    Notas

  • VIERNES DE LA VIGÉSIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Noemí, con Rut la moabita, volvió a Belén.

    Comienzo del libro de Rut 1, 1. 3-6. 14b-16. 22

    En tiempo de los Jueces, hubo hambre en el país, y un individuo emigró, con su
    mujer Noemí y sus dos hijos, desde Belén de Judá a la campiña de Moab.
    Elimelec, el marido de Noemí, murió, y quedaron con ella sus dos hijos, que se
    casaron con dos mujeres moabitas: una se llamaba Orfá y la otra Rut.
    Pero al cabo de diez años de residir allí, murieron también los dos hijos, y la mujer
    se quedó sin marido y sin hijos.
    Al enterarse de que el Señor se había ocupado de su pueblo, dándole pan, Noemí,
    con sus dos nueras, emprendió el camino de vuelta desde la campiña de Moab.
    De nuevo rompieron a llorar.
    Orfá se despidió de su suegra y volvió a su pueblo, mientras que Rut se quedó con
    Noemí.
    Noemí le dijo: Mira, tu cuñada se ha vuelto a su pueblo y a su dios.
    Vuélvete tú con el1a.
    Pero Rut contestó: No insistas en que te deje y me vuelva.
    Donde tú vayas, yo iré; donde tú vivas, yo viviré; tu pueblo es el mío, tu Dios es mi
    Dios.
    Así fue cómo Noemí, con su nuera Rut la moabita, volvió de la campiña de Moab.
    Empezaba la siega de la cebada cuando llegaron a Belén.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 145, 5-6ab. 6c-7. 8-9a. 9bc-10

    V/. Alaba, alma mía, al Señor.
    R/. Alaba, alma mía, al Señor.
    V/. Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob, el que espera en el Señor, su
    Dios, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y cuanto hay en él. R/.
    V/. Que mantiene su fidelidad perpetuamente, que hace justicia a los oprimidos,
    que da pan a los hambrientos, El Señor liberta a los cautivos. R/.
    V/. El Señor abre los ojos al ciego, el Señor endereza a los que ya se doblan, el
    Señor ama a los justos, el Señor guarda a los peregrinos. R/.
    V/. Sustenta al huérfano y a la viuda y trastorna el camino de los malvados.
    El Señor reina eternamente, tu Dios, Sión, de edad en edad. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Amarás al Señor tu Dios y a tu prójimo como a ti mismo

    Lectura del santo Evangelio según San Mateo 22, 34-40

    En aquel tiempo, los fariseos, al oír que había hecho callar a los saduceos, se
    acercaron a Jesús y uno de ellos le preguntó para ponerlo a prueba: Maestro,
    ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley? El le dijo: «Amarás al Señor tu Dios
    con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser».
    Este mandamiento es el principal y primero.
    El segundo es semejante a él: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo».
    Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z