Iniciar Sesión

MISA SÁBADO DE LA SEGUNDA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2013

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Sábado, 2013-01-26 lo siguiente:

  • San Timoteo y san Tito, obispos, Memoria 2013:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Refrescando la memoria de tu fe sincera

    Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo 1, 1-8

    Pablo, apóstol de Cristo Jesús por designio de Dios, llamado a anunciar la promesa de vida que hay en Cristo Jesús, a Timoteo, hijo querido; te deseo la gracia, misericordia y paz de Dios Padre y de Cristo Jesús, Señor nuestro.
    Doy gracias a Dios, a quien sirvo con pura conciencia, como mis antepasados, porque tengo siempre tu nombre en mis labios cuando rezo, de noche y de día.
    Al acordarme de tus lágrimas, ansío verte, para llenarme de alegría, refrescando la memoria de tu fe sincera, esa fe que tuvieron tu abuela Loide y tu madre Eunice, y que estoy seguro que tienes también tú.
    Por esta razón te recuerdo que reavives el don de Dios, que recibiste cuando te impuse las manos; porque Dios no nos ha dado un espíritu cobarde, sino un espíritu de energía, amor y buen juicio.
    No te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor y de mí, su prisionero. Toma parte en los duros trabajos del Evangelio, según la fuerza de Dios.
    Palabra de Dios.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 95; 1-2a. 2b-3. 7-8a. 10 (R.: 3)

    R. Contad las maravillas del Señor a todas las naciones.
    Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor, toda la tierra; cantad al Señor,
    bendecid su nombre. R.
    Proclamad día tras día su victoria. Contad a los pueblos su gloria, sus maravillas a
    todas las naciones. R.
    Familias de los pueblos, aclamad al Señor, aclamad la gloria y el poder del Señor,
    aclamad la gloria del nombre del Señor. R.
    Decid a los pueblos: «El Señor es rey, él afianzó el orbe, y no se moverá; él gobierna
    a los pueblos rectamente.» R.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Lc 10, 1-9

  • SÁBADO DE LA SEGUNDA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2013:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Usando su propia sangre ha entrado en el santuario una vez para siempre

    Lectura de la carta de los Hebreos 9, 2-3. 11-14

    Hermanos: La Tienda tenía un primer recinto, llamado «santo» , donde estaban el
    candelabro, la mesa y los panes presentados; detrás de la segunda cortina estaba
    el recinto llamado «santísimo».
    Pero Cristo ha venido como Sumo Sacerdote de los bienes definitivos.
    Su templo es más grande y más perfecto: no hecho por manos de hombre, es decir,
    no de este mundo creado.
    No usa sangre de machos cabríos ni de becerros, sino la suya propia; y así ha
    entrado en el santuario una vez para siempre, consiguiendo la liberación eterna.
    Si la sangre de machos cabríos y de toros y el rociar con las cenizas de una becerra
    tienen el poder de consagrar a los profanos, devolviéndoles la pureza externa;
    cuánto más la sangre de Cristo que, en virtud del Espíritu eterno, se ha ofrecido a
    Dios como sacrificio sin mancha, podrá purificar nuestra conciencia de las obras
    muertas, llevándonos al culto del Dios vivo.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 46, 2-3. 6-7. 8-9

    V/. Dios asciende entre aclamaciones, el Señor, al son de trompetas.
    R/. Dios asciende entre aclamaciones, el Señor, al son de trompetas.
    V/. Pueblos todos, batid palmas, aclamad a Dios con gritos de júbilo: porque el
    Señor es sublime y terrible, emperador de toda la tierra. R/.
    V/. Dios asciende entre aclamaciones, el Señor, al son de trompetas: tocad para
    Dios, tocad, tocad para nuestro rey, tocad. R/.
    V/. Porque el Señor es el rey del mundo: tocad con maestría.
    Dios reina sobre las naciones, Dios se sienta en su trono sagrado.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Su familia decía que no estaba en sus cabales

    Lectura del santo Evangelio según San Marcos 3, 20-21

    En aquel tiempo, volvió Jesús con sus discípulos a casa y se juntó tanta gente, que
    no los dejaban ni comer.
    Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus
    cabales.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z