Iniciar Sesión

MISA MARTES DE LA VIGÉSIMA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2013

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Martes, 2013-08-27 lo siguiente:

  • Santa Mónica, Memoria 2013:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    El sol brilla en el cielo, la mujer bella, en su casa bien arreglada

    Lectura del libro del Eclesiástico 26, 1-4. 13-16

    Dichoso el marido de una mujer buena; se doblarán los años de su vida. La mujer hacendosa hace prosperar al marido, él cumplirá sus días en paz. Mujer buena es buen partido que recibe el que teme al Señor; sea rico o pobre, estará contento y tendrá cara alegre en toda sazón. Mujer hermosa deleita al marido, mujer prudente lo robustece; mujer discreta es don del Señor: no se paga un ánimo instruido; mujer modesta duplica su encanto: no hay belleza que pague un ánimo casto. El sol brilla en el cielo del Señor, la mujer bella, en su casa bien arreglada.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 130, 1. 2. 3

    R. Guarda mi alma en la paz, junto a ti, Señor.
    Señor, mi corazón no es ambicioso, ni mis ojos altaneros; no pretendo grandezas
    que superan mi capacidad. R.
    Sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre. R.
    Espere Israel en el Señor ahora y por siempre. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Jn 8, 12b

    Yo soy la luz del mundo -dice el Señor-; el que me sigue tendrá la luz de la vida.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Mi madre me presentaba en el ataúd de su pensamiento, para que tú me dijeras a mí, hijo de la viuda: «¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!»

    Lectura del santo evangelio según san Lucas 7, 11-17

    En aquel tiempo, iba Jesús camino de una ciudad llamada Naín, e iban con él sus discípulos y mucho gentío. Cuando se acercaba a la entrada de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba. Al verla el Señor, le dio lástima y le dijo: -«No llores.» Se acercó al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y dijo: -«¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!» El muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre. Todos, sobrecogidos, daban gloria a Dios, diciendo: -«Un gran Profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo.» La noticia del hecho se divulgó por toda la comarca y por Judea entera.

    Notas

  • MARTES DE LA VIGÉSIMA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2013:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Deseábamos entregaros no sólo el Evangelio de Dios, sino hasta nuestras propias personas

    Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses 2, 1-8

    Sabéis muy bien, hermanos, que nuestra visita no fue inútil ni mucho menos; a
    pesar de los sufrimientos e injurias padecidos en Filipos, que ya conocéis,
    tuvimos valor apoyados en nuestro Dios para predicaros el Evangelio de Dios en
    medio de fuerte oposición.
    Nuestra exhortación no procedía de error o de motivos turbios, ni usaba engaños,
    sino que Dios nos ha probado y nos ha confiado el Evangelio, y así lo predicamos
    no para contentar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestras intenciones.
    Como bien sabéis, nunca hemos tenido palabras de adulación ni codicia disimulada.
    Dios es testigo. No pretendimos honor de los hombres, ni de vosotros, ni de los
    demás, aunque, como apóstoles de Cristo, podíamos haberos hablado
    autoritariamente; por el contrario, os tratamos con delicadeza, como una madre
    cuida de sus hijos.
    Os teníamos tanto cariño que deseábamos entregaros no sólo el Evangelio de Dios,
    sino hasta nuestras propias personas, porque os habíais ganado nuestro amor.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 138, 1-3. 4-6.

    V/. Señor, tú me sondeas y me conoces.
    R/. Señor, tú me sondeas y me conoces.
    Señor, tú me sondeas y me conoces: me conoces cuando me siento y me
    levanto, de lejos penetras mis
    pensamientos, distingues mi camino y mi descanso, todas mis sendas te son
    familiares. R/.
    V/. No ha llegado la palabra a mi lengua, y ya, Señor, te la sabes toda.
    Me estrechas detrás y delante, me cubres con tu palma.
    Tanto saber me sobrepasa; es sublime, y no lo abarco. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Esto es lo que habría que practicar, aunque sin descuidar aquello

    Lectura del santo Evangelio según San Mateo 23, 23-26

    En aquel tiempo habló Jesús diciendo: ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos
    hipócritas, que pagáis el décimo de la menta, del anís y del comino, y descuidáis
    lo más grave de la ley: el derecho, la compasión y la sinceridad! Esto es lo que
    habría que practicar, aunque sin descuidar aquello.
    ¡Guías ciegos, que filtráis el mosquito y os tragáis el camello! ¡Ay de vosotros,
    letrados y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras
    por dentro estáis rebosando de robo y desenfreno! ¡Fariseo ciego! , limpia
    primero la copa por dentro y así quedará limpia también por fuera.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z