Iniciar Sesión

MISA VIGÉSIMO SEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Domingo, 2011-08-28 lo siguiente:

  • San Agustín, obispo y doctor de la Iglesia, Memoria 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Si nos amemos unos a otros, Dios permanece en nosotros

    Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 4, 7-16

    Queridos hermanos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios envió al mundo a su Hijo único, para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación para nuestros pecados. Queridos hermanos, si Dios nos amó de esta manera, también nosotros debemos amarnos unos a otros. A Dios nadie lo ha visto nunca. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud. En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu. Y nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo. Quien confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. Y nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios, y Dios en él.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 105, 19-20. 21-22. 23 (R.: 4a)

    R. Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo.

    En Horeb se hicieron un becerro, adoraron un ídolo de fundición; cambiaron su
    gloria por la imagen de un toro que come hierba. R.
    Se olvidaron de Dios, su salvador, que había hecho prodigios en Egipto, maravillas
    en el país de Cam, portentos junto al mar Rojo. R.
    Dios hablaba ya de aniquilarlos; pero Moisés, su elegido, se puso en la brecha frente
    a él, para apartar su cólera del exterminio. R.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    Los dones que poseemos son diferentes, según la gracia que se nos ha dude

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 12, 3-13

    Hermanos: Por la gracia de Dios que me ha sido dada os digo a todos y a cada uno de vosotros: No os estiméis en más de lo que conviene, sino estimaos moderadamente, según la medida de la fe que Dios otorgó a cada uno. Pues, así como nuestro cuerpo, en su unidad, posee muchos miembros y no desempeñan todos los miembros la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un solo cuerpo en Cristo, pero cada miembro está al servicio de los otros miembros. Los dones que poseemos son diferentes, según la gracia que se nos ha dado, y se han de ejercer así: si es la profecía, teniendo en cuenta a los creyentes; si es el servicio, dedicándose a servir; el que enseña, aplicándose a enseñar; el que exhorta, a exhortar; el que se encarga de la distribución, hágalo con generosidad; el que preside, con empeño; el que reparte la limosna, con agrado. Que vuestra caridad no sea una farsa; aborreced lo malo y apegaos a lo bueno. Como buenos hermanos, sed cariñosos unos con otros, estimando a los demás más que a uno mismo. En la actividad, no seáis descuidados; en el espíritu, manteneos ardientes. Servid constantemente al Señor. Que la esperanza os tenga alegres: estad firmes en la tribulación, sed asiduos en la oración. Contribuid en las necesidades de los santos; practicad la hospitalidad. Palabra de Dios.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Mt 23, 9b. 10b

    Uno solo es vuestro Padre, el del cielo, y uno solo es vuestro consejero, Cristo.

    EVANGELIO DE LA MISA

    El primero entre vosotros será vuestro servidor

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 23, 8-12

    En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«Vosotros no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo. No os dejéis llamar consejeros, porque uno solo es vuestro consejero, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. »

    Notas

  • VIGÉSIMO SEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2011:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    La Palabra del Señor se volvió oprobio para mí

    Lectura del Profeta Jeremías 20, 7-9

    Me sedujiste, Señor, y me dejé seducir; me forzaste y me pudiste.
    Yo era el hazmerreír todo el día, todos se burlaban de mí.
    Siempre que hablo tengo que gritar «Violencia», y proclamar «Destrucción.»
    La palabra del Señor se volvió para mí oprobio y desprecio todo el día.
    Me dije: no me acordaré de él, no hablaré más en su nombre; pero la palabra era en
    mis entrañas fuego ardiente, encerrado en los huesos;
    intentaba contenerla, y no podía.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 62, 2. 3-4. 5-6. 8-9

    V/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.
    R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.
    V/. Oh Dios, tu eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti; mi carne
    tiene ansia de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua.
    R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.
    V/. ¡Cómo te contemplaba en el santuario viendo tu fuerza y tu gloria!
    Tu gracia vale más que la vida, te alabarán mis labios.
    R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.
    V/. Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos invocándote.
    Me saciaré como de enjundia y de manteca y mis labios te alabarán jubilosos.
    R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.
    V/. Porque fuiste mi auxilio,
    y a la sombra de tus alas canto con júbilo;
    mi alma está unida a ti,
    y tu diestra me sostiene.
    R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    Ofreceos vosotros mismos como sacrificio vivo

    Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos 12, 1-2

    Hermanos:
    Os exhorto, por la misericordia de Dios, a presentar vuestros cuerpos como hostia
    viva, santa, agradable a Dios; éste es vuestro culto razonable.
    Y no os ajustéis a este mundo, sino transformaos por la renovación de la mente, para
    que sepáis discernir lo que es la voluntad de Dios, lo bueno, lo que agrada, lo perfecto.

    EVANGELIO DE LA MISA

    El que quiera venirse conmigo que se niegue a sí mismo

    Lectura del santo Evangelio según San Mateo 16, 21-27

    En aquel tiempo, empezó Jesús a explicar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén
    y padecer allí mucho por parte de los senadores, sumos sacerdotes y letrados y que tenía
    que ser ejecutado y resucitar al tercer día.
    Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo:
    —¡No lo permita Dios, Señor! Eso no puede pasarte.
    Jesús se volvió y dijo a Pedro:
    —Quítate de mi vista, Satanás, que me haces tropezar; tú piensas como los hombres,
    no como Dios.
    Entonces dijo a los discípulos:
    —El que quiera venirse conmigo que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y
    me siga.
    Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí, la encontrará.
    ¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si malogra su vida?
    ¿O qué podrá dar para recobrarla?
    Porque el Hijo del Hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y
    entonces pagará a cada uno según su conducta.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z