Iniciar Sesión

MISA MARTES DE LA DÉCIMO TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Martes, 2011-06-28 lo siguiente:

  • San Ireneo, obispo y mártir, Memoria 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Uno que sirve al Señor debe ser amable con todos, suave para corregir

    Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo 2, 22b-26

    Querido hermano: Esmérate en la justicia y en la fe, en el amor y la paz con los que invocan al Señor con corazón limpio. Niégate a discusiones estúpidas y superficiales, sabiendo que acaban en peleas; y uno que sirve al Señor no debe pelearse, sino ser amable con todos; debe ser hábil para enseñar, sufrido, suave para corregir a los contradictores; puede que Dios les conceda convertirse y comprender la verdad; entonces recapacitarán y se zafarán del lazo del diablo que los tiene ahora cogidos y sumisos a su voluntad.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 36, 3-4. 5-6. 30-31 (R.: 30a)

    R. La boca del justo expone la sabiduría.
    Confía en el Señor y haz el bien, habita tu tierra y practica la lealtad; sea el Señor tu
    delicia, y él te dará lo que pide tu corazón. R.
    Encomienda tu camino al Señor, confía en él, y él actuará: hará tu justicia como el
    amanecer, tu derecho como el mediodía. R.
    La boca del justo expone la sabiduría, su lengua explica el derecho; porque lleva en
    el corazón la ley de su Dios, y sus pasos no vacilan. R.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Jn 17, 20-26

    Notas

  • MARTES DE LA DÉCIMO TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    El Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego

    Lectura del libro del Génesis 19, 15-29

    En aquellos días, los ángeles urgieron a Lot: —Vamos, toma a tu mujer y a tus dos
    hijas que están aquí, para que no perezcan por culpa de Sodoma.
    Y como no se decidía, les agarraron de la mano a él, a su mujer y a las dos hijas—cl
    Señor los perdonaba—, los sacaron y los guiaron fuera de la ciudad.
    Y cuando los sacaron fuera, le dijeron: —Ponte a salvo; no mires atrás.
    No te detengas en la vega; ponte a salvo en los montes, para no perecer.
    Lot les respondió: —No, por favor.
    Vuestro siervo ha alcanzado vuestro favor, pues me habéis tratado con gran
    misericordia, salvándome la vida; yo no puedo ponerme a salvo en los montes, la
    desgracia me alcanzará y moriré.
    Mira, hay ahí cerca una ciudad pequeña, donde puedo refugiarme y salvar la vida.
    La ciudad es pequeña, y yo quedare vivo.
    Le contestó: —Accedo a lo que pides, no arrasaré la ciudad que dices.
    Aprisa, ponte a salvo allí, pues no puedo hacer nada hasta que llegues allá.
    Por eso se llama la ciudad Soar.
    Salía el sol cuando Lot llegó a Soar.
    El Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego desde el cielo.
    Arrasó aquellas ciudades y toda la vega; los habitantes de las ciudades y la hierba
    del campo.
    La mujer de Lot miró atrás, y se convirtió en estatua de sal.
    Abrahán madrugó y se dirigió al sitio donde había estado delante del Señor.
    Miró en dirección de Sodoma y Gomorra, toda la extensión de la vega, y vio humo
    que subía del suelo, como humo de horno.
    Cuando el Señor destruyó las ciudades de la vega, se acordó de Abrahán y sacó a
    Lot de la catástrofe, al arrasar las ciudades en que había vivido Lot.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 25. 2-3. 9-10. 11-12

    V/. Tengo ante mis ojos, Señor, tu bondad.
    R/. Tengo ante mis ojos, Señor, tu bondad.
    V/. Escrútame, Señor, ponme a prueba, sondea mis entrañas y mi corazón;
    porque tengo ante los ojos tu bondad, y camino en tu verdad. R/.
    V/. No arrebates mi alma con los pecadores, ni mi vida con los sanguinarios,
    que en su izquierda llevan infamias, y su derecha está llena de sobornos. R/.
    V/. Yo, en cambio, camino en la integridad; sálvame, ten misericordia de mí.
    Mi pie se mantiene en el camino llano, en la asamblea bendeciré al Señor. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Se puso en pie, increpó a los vientos y al lago y vino una gran calma

    Lectura del santo Evangelio según San Mateo 8, 23-27

    En aquel tiempo, subió Jesús a la barca, y sus discípulos lo siguieron.
    De pronto se levantó un temporal tan fuerte, que la barca desaparecía entre las olas;
    él dormía.
    Se acercaron los discípulos y lo despertaron gritándole: ¡Señor, sálvanos, que nos
    hundimos! El les dijo: ¡Cobardes ! ¡Qué poca fe ! Se puso en pie, increpó a los
    vientos y al lago, y vino una gran calma.
    Ellos se preguntaban admirados: ¿Quién es éste? ¡Hasta el viento y el agua le
    obedecen!

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z