Iniciar Sesión

MISA MARTES DE LA SEGUNDA SEMANA DE PASCUA 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Martes, 2011-05-03 lo siguiente:

  • SAN FELIPE Y SANTIAGO, APÓSTOLES, Fiesta 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    El Señor se le apareció a Santiago, después a todos los apóstoles

    Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 15, 1-8

    Os recuerdo, hermanos, el Evangelio que os proclamé y que vosotros aceptasteis, y en el que estáis fundados, y que os está salvando, si es que conserváis el Evangelio que os proclamé; de lo contrario, se ha malogrado vuestra adhesión a la fe. Porque lo primero que yo os transmití, tal como lo había recibido, fue esto: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se le apareció a Cefas y más tarde a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos juntos, la mayoría de los cuales viven todavía, otros han muerto; después se le apareció a Santiago, después a todos los apóstoles; por último, se me apareció también a mí.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 18, 2-3. 4-5 (R.: 5a)

    R. A toda la tierra alcanza su pregón (O bien: Aleluya).
    El cielo proclama la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos: el
    día al día le pasa el mensaje, la noche a la noche se lo susurra. R.
    Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que resuene su voz, a toda la tierra alcanza
    su pregón, y hasta los limites del orbe su lenguaje. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Jn 14, 6b y 9c

    Yo soy el camino, y la verdad, y la vida -dice el Señor-; Felipe, quien me ha visto a mi ha visto al Padre.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Hace tanto tiempo que estoy con vosotros, ¿y no me conoces?

    Lectura del santo evangelio según san Juan 14, 6-14

    En aquel tiempo, dijo Jesús a Tomás: -«Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mi, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.» Felipe le dice: -«Señor, muéstranos a] Padre y nos basta.» Jesús le replica: -«Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mi ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mi? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, hace sus obras, Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mi, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre; y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.»

  • MARTES DE LA SEGUNDA SEMANA DE PASCUA 2011:

    Tiempo de Pascua.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Todos pensaban y sentían lo mismo

    Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 4, 32-37

    En el grupo de los creyentes todos pensaban y sentían lo mismo: lo poseían todo en
    común y nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía.
    Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con mucho valor.
    Y Dios los miraba a todos con mucho agrado. Ninguno pasaba necesidad, pues los
    que poseían tierras o casas las vendían, traían el dinero y lo ponían a disposición de
    los apóstoles; luego se distribuía según lo que necesitaba cada uno.
    José, a quien los apóstoles apellidaron Bernabé, que significa Consolado, que era
    levita y natural de Chipre, tenía un campo y lo vendió; llevó el dinero y lo puso a
    disposición de los apóstoles.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 92, 1ab. 1c-2. 5 (R/.: 1a)

    R/. El Señor reina, vestido de majestad (o bien: Aleluya).
    El Señor reina, vestido de majestad, el Señor, vestido y ceñido de poder. R/.
    Así está firme el orbe y no vacila. Tu trono está firme desde siempre, y tú eres
    eterno. R/.
    Tus mandatos son fieles y seguros; la santidad es el adorno de tu casa, Señor, por
    días sin término. R/.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Jn 3,1 5

    El Hijo del hombre tiene que ser elevado, para que todo el que cree en él tenga vida
    eterna.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre

    Lectura del santo evangelio según san Juan 3, 5a. 7b-15

    En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:
    —«Tenéis que nacer de nuevo; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero
    no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que ha nacido del Espíritu.»
    Nicodemo le preguntó:
    —«¿Cómo puede suceder eso?»
    Le contestó Jesús:
    —«Y tú, el maestro de Israel, ¿no lo entiendes? Te lo aseguro, de lo que sabemos
    hablamos; de lo que hemos visto damos testimonio, y no aceptáis nuestro
    testimonio. Si no creéis cuando os hablo de la tierra, ¿cómo creeréis cuando os hable
    del cielo? Porque nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del
    hombre.
    Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el
    Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.»

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z