Iniciar Sesión

MISA MIÉRCOLES DE LA PRIMERA SEMANA DE ADVIENTO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Miércoles, 2011-11-30 lo siguiente:

  • SAN ANDRÉS, APÓSTOL, Fiesta 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    La fe nace del mensaje, y el mensaje consiste en hablar de Cristo

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 10, 9-18

    Si tus labios profesan que Jesús es el Señor, y tu corazón cree que Dios lo resucitó de entre los muertos, te salvarás. Por la fe del corazón llegamos a la justificación, y por la profesión de los labios, a la salvación. Dice la Escritura: «Nadie que cree en él quedará defraudado.» Porque no hay distinción entre judío y griego; ya que uno mismo es el Señor de todos, generoso con todos los que lo invocan. Pues «todo el que invoca el nombre del Señor se salvará.» Ahora bien, ¿cómo van a invocarlo, si no creen en él?; ¿cómo van a creer, si no oyen hablar de él?; y ¿cómo van a oír sin alguien que proclame?; y ¿cómo van a proclamar si no los envían? Lo dice la Escritura: «¡Qué hermosos los pies de los que anuncian el Evangelio!» Pero no todos han prestado oído al Evangelio; como dice Isaías: «Señor, ¿quién ha dado fe a nuestro mensaje?» Así, pues, la fe nace del mensaje, y el mensaje consiste en hablar de Cristo. Pero yo pregunto: «¿Es que no lo han oído?» Todo lo contrario: «A toda la tierra alcanza su pregón, y hasta los límites del orbe su lenguaje.»

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 18, 2-3. 4-5 (R.: 5a)

    R. A toda la tierra alcanza su pregón.
    El cielo proclama la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos: el
    día al día le pasa el mensaje, la noche a la noche se lo susurra. R.
    Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que resuene su voz, a toda la tierra alcanza
    su pregón y hasta los límites del orbe su lenguaje. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Mt 4, 19

    Venid y seguidme -dice el Señor-, y os haré pescadores de hombres.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 4, 18-22

    En aquel tiempo, pasando Jesús junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo: -«Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres.» Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

  • MIÉRCOLES DE LA PRIMERA SEMANA DE ADVIENTO 2011:

    Tiempo de Adviento.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    El Señor invita a su convite y enjuga las lágrimas de todos los rostros

    Lectura del libro de Isaías 25, 6-10a

    Aquel día, el Señor de los ejércitos preparará para todos los pueblos, en este monte,
    un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera;
    manjares enjundiosos, vinos generosos. Y arrancará en este monte el velo que cubre
    a todos los pueblos, el paño que tapa a todas las naciones. Aniquilará la muerte
    para siempre. El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros, y el oprobio
    de su pueblo lo alejará de todo el país. —Lo ha dicho el Señor—. Aquel día se dirá:
    «Aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos que nos salvara; celebremos y
    gocemos con su salvación. La mano del Señor se posará sobre este monte.»

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 22, 1-3a. 3b-4. 5. 6 (R/.: 6 cd)

    R. Habitaré en la casa del Señor por años sin término.
    El Señor es mi pastor, nada me falta: en verdes praderas me hace recostar; me
    conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas. R/.
    Me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre. Aunque camine por
    cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me
    sosiegan. R.
    Preparas una mesa ante mí, enfrente de mis enemigos; me unges la cabeza con
    perfume, y mi copa rebosa. R.
    Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida, y habitaré en
    la casa del Señor por años sin término. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya

    Mirad que llega el Señor para salvar a su pueblo; dichosos los que están preparados
    para salir a su encuentro.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Jesús cura a muchos y multiplica los panes

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 15, 29-37

    En aquel tiempo, Jesús, bordeando el lago de Galilea, subió al monte y se sentó en
    él.
    Acudió a el mucha gente llevando tullidos, ciegos, lisiados, sordomudos y muchos
    otros; los echaban a sus pies, y el los curaba.
    La gente se admiraba al ver hablar a los mudos, sanos a los lisiados, andar a los
    tullidos y con vista a los ciegos, y dieron gloria al Dios de Israel.
    Jesús llamó a sus discípulos y les dijo:
    —«Me da lastima de la gente, porque llevan ya tres días
    conmigo y no tienen qué comer. Y no quiero despedirlos en ayunas, no sea que se
    desmayen en el camino.»
    Los discípulos le preguntaron:
    —«¿De dónde vamos a sacar en un despoblado panes suficientes para saciar a tanta
    gente?»
    Jesús les preguntó:
    —«¿Cuántos panes tenéis?»
    Ellos contestaron:
    —«Siete y unos pocos peces.»
    Él mandó que la gente se sentara en el suelo. Tomó los siete panes y los peces, dijo
    la acción de gracias, los partió y los fue dando a los discípulos, y los discípulos a la
    gente.
    Comieron todos hasta saciarse y recogieron las sobras: siete cestas llenas.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z