Iniciar Sesión

MISA MIÉRCOLES DE LA VIGÉSIMA SÉPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Miércoles, 2011-10-05 lo siguiente:

  • TÉMPORAS DE ACCIÓN DE GRACIAS Y DE PETICIÓN 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Dios te da la fuerza para crearte estas riquezas

    Lectura del libro del Deuteronomio 8, 7-18

    Habló Moisés al pueblo, diciendo: -«Cuando el Señor, tu Dios, te introduzca en la tierra buena, tierra de torrentes, de fuentes y veneros que manan en el monte y la llanura, tierra de trigo y cebada, de viñas, higueras y granados, tierra de olivares y de miel, tierra en que no comerás tasado el pan, en que no carecerás de nada, tierra que lleva hierro en sus rocas, y de cuyos montes sacarás cobre, entonces comerás hasta hartarte, y bendecirás al Señor, tu Dios, por la tierra buena que te ha dado. Pero cuidado, no te olvides del Señor, tu Dios, siendo infiel a los preceptos, mandatos y decretos que yo te mando hoy. No sea que, cuando comas hasta hartarte, cuando te edifiques casas hermosas y las habites, cuando crien tus reses y ovejas, aumenten tu plata y tu oro, y abundes de todo, te vuelvas engreído y te olvides del Señor, tu Dios, que te sacó de Egipto, de la esclavitud, que te hizo recorrer aquel desierto inmenso y terrible, con dragones y alacranes, un sequedal sin una gota de agua, que sacó agua para ti de una roca de pedernal; que te alimentó en el desierto con un maná que no conocían tus padres, para afligirte y probarte, y para hacerte el bien al final. Y no digas: “Por mi fuerza y el poder de mi brazo me he creado estas riquezas.” Acuérdate del Señor, tu Dios: que es él quien te da la fuerza para crearte estas riquezas, y así mantiene la promesa que hizo a tus padres, como lo hace hoy.»

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial 1 Cro 29, 10. 11abc. 11d-12a. 12bcd (R.: 12b)

    R. Tú eres Señor del universo.
    Bendito eres, Señor, Dios de nuestro padre Israel, por los siglos de los siglos. R.
    Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder, la gloria, el esplendor, la majestad, porque
    tuyo es cuanto hay en cielo y tierra. R.
    Tú eres rey y soberano de todo. De ti viene la riqueza y la gloria. R.
    Tú eres Señor del universo, en tu mano está el poder y la fuerza, tú engrandeces y
    confortas a todos. R.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    Os pedimos que os reconciliéis con Dios

    Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios 5, 17-21

    Hermanos: El que es de Cristo es una criatura nueva. Lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha comenzado. Todo esto viene de Dios, que por medio de Cristo nos reconcilió consigo y nos encargó el ministerio de la reconciliación. Es decir, Dios mismo estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, sin pedirle cuentas de sus pecados, y a nosotros nos ha confiado la palabra de la reconciliación.Por eso, nosotros actuamos como enviados de Cristo, y es como si Dios mismo os exhortara por nuestro medio. En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios. Al que no habla pecado Dios lo hizo expiación por nuestro pecado, para que nosotros, unidos a él, recibamos la justificación de Dios. Palabra de Dios

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Mc 1, 15

    Está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Quien pide recibe

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 7, 7-11

    En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre. Si a alguno de vosotros le pide su hijo pan, ¿le va a dar una piedra?; y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Pues si vosotros, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre del cielo dará cosas buenas a los que le piden!» Palabra del Señor.

    Notas

    • Las Témporas son días de acción de gracias y de petición que la comunidad cristiana ofrece a Dios, terminadas las vacaciones y la recolección de las cosechas, al reemprender la actividad habitual.
    • Cuando la celebración de las Témporas se limita a un solo día, se elegirán, de entre las diversas lecturas que se proponen para los tres días, aquellos formularios que abarquen los tres aspectos de esta celebración, es decir, la acción de gracias, la petición y la conversión. Para esta celebración de las Témporas en un solo día están indicados principalmente los textos mostados en esta página
  • MIÉRCOLES DE LA VIGÉSIMA SÉPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Tú te lamentas por el ricino, y yo, ¿no voy a sentir la suerte de Nínive, la gran ciudad?

    Lectura del Profeta Jonás 4, 1-11

    Jonás sintió un disgusto enorme, y estaba irritado.
    Oró al Señor en estos términos: ¿Señor, ¿no es esto lo que me temía yo en mi tierra?
    Por eso me adelanté a huir a Tarsis, porque sé que «eres compasivo y
    misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad, que te arrepientes de las
    amenazas».
    Ahora, Señor, quítame la vida; más vale morir que vivir.
    Respondióle el Señor: ¿Y tienes tú derecho a irritarte? Jonás había salido de la
    ciudad, y estaba sentado al Oriente.
    Allí se había hecho una choza y se sentaba a la sombra, esperando el destino de la
    ciudad.
    Entonces hizo crecer el Señor un ricino, alzándose por encima de Jonás para darle
    sombra y resguardarle del ardor del sol.
    Jonás se alegró mucho de aquel ricino.
    Pero el Señor envió un gusano, cuando el sol salía al día siguiente, el cual dañó al
    ricino, que se secó.
    Y cuando el sol apretaba, envió el Señor un viento solano bochornoso; el sol hería la
    cabeza de Jonás, haciéndole desfallecer.
    Deseó Jonás morir, y dijo: Más vale morir que vivir.
    Respondió el Señor a Jonás: ¿Crees que tienes derecho a irritarte por el ricino?
    Contestó él: Con razón siento un disgusto mortal.
    Respondióle el Señor: Tú te lamentas por el ricino, que no cultivaste con tu trabajo,
    y que brota una noche y perece la otra.
    Y yo, ¿no voy a sentir la suerte de Nínive, la gran ciudad, que habitan más de ciento
    veinte mil hombres, que no distinguen la derecha de la izquierda, y en la que hay
    gran cantidad de ganado?

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 85, 3-4. 5-6. 9-10.

    V/. Tú, Señor, eres lento a la cólera y rico en piedad.
    R/. Tú, Señor, eres lento a la cólera y rico en piedad.
    V/. Piedad de mí, Señor, que a ti estoy llamando todo el día: alegra el alma de tu
    siervo, pues levanto mi alma hacia ti. R/.
    V/. Porque tú, Señor, eres bueno y clemente, rico en misericordia con los que te
    invocan.
    Señor, escucha mi oración, atiende a la voz de mi súplica. R/.
    V/. Todos los pueblos vendrán a postrarse en tu presencia, Señor, bendecirán tu
    nombre: «Grande eres tú, y haces maravillas, tú eres el único Dios. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Señor, enséñanos a orar

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 11, 1-4

    Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus
    discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos.
    El les dijo:
    Cuando oréis, decid: «Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada
    día nuestro pan del mañana, perdónanos nuestros pecados, porque también
    nosotros perdonamos a todo el que nos debe algo, y no nos dejes caer en la
    tentación».

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z