Lecturas de la Santa Misa hoy 1 de Septiembre de 2014

Leccionario

El siguiente es el orden de lecturas de la Misa de hoy Lunes 1 de Septiembre de 2014 (año litúrgico A) según el Leccionario del Misal Romano, reformado por mandato del Concilio Vaticano II y promulgado por su Santidad el Papa Pablo VI. Hoy se celebra lo siguiente:

  • LUNES DE LA VIGÉSIMA SEGUNDA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2014:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Os he anunciado el testimonio de Cristo crucificado

    Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 2, 1-5

    Hermanos: Cuando vine a vosotros a anunciaros el testimonio de Dios, no lo hice
    con sublime elocuencia o sabiduría, pues nunca entre vosotros me precié de saber
    cosa alguna, sino a Jesucristo, y éste crucificado.
    Me presenté a vosotros débil y temeroso; mi palabra y mi predicación no fue con
    persuasiva sabiduría humana, sino en la manifestación y el poder del Espíritu,
    para que vuestra fe no se apoye en la sabiduría de los hombres, sino en el poder
    de Dios.

    SALMO RESPONSORIAL DE LA MISA

    Salmo responsorial Sal 118, 97. 98. 99. 100. 101. 102.

    V/. ¡Cuánto amo tu voluntad, Señor!
    R/. ¡Cuánto amo tu voluntad, Señor!
    V/. Cuánto amo tu voluntad: todo el día la estoy meditando.
    V/. Tu mandato me hace más sabio que mis enemigos, siempre me acompaña.
    V/. Soy más docto que todos mis maestros, porque medito tus preceptos.
    V/. Soy más sagaz que los ancianos, porque cumplo tus leyes.
    V/. Aparto mi pie de toda senda mala, para guardar tu palabra.
    V/. No me aparto de tus mandamientos, porque tú me has instruido.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres. Ningún profeta es bien mirado en su tierra

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 4, 16-30

    En aquel tiempo, fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga,
    como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura.
    Le entregaron el Libro del Profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje
    donde estaba escrito: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha
    ungido.
    Me ha enviudó para dar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos
    la libertad, y a los ciegos, la vista.
    Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor».
    Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó.
    Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él.
    Y él se puso a decirles: Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.
    Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que
    salían de sus labios.
    Y decían: ¿No es éste el hijo de José? Y Jesús les dijo: Sin duda me recitaréis aquel
    refrán: «Médico, cúrate a ti mismo» : haz también aquí en tu tierra lo que hemos
    oído que has hecho en Cafarnaún.
    Y añadió: Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra.
    Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo
    cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país;
    sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías más que a una viuda de
    Sarepta, en el territorio de Sidón.
    Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del Profeta Eliseo, sin embargo,
    ninguno de ellos fue curado más que Naamán, el sirio.
    Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron
    fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con
    intención de despeñarlo.
    Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

Liturgia de las Horas

Las oraciones del oficio divino correspondientes del día de hoy (sitio externo): Primeras Vísperas - Oficio de Lectura - Laudes - Tercia - Sexta - Nona - Vísperas - Completas -

Enlaces de Interés

Año Litúrgico 2013-2014

La siguiente es una imagen animada del año litúrgico 2013-2014 según el rito católico romano. Se llama "año litúrgico" o "año cristiano" al tiempo que oscila entre el primer domingo de Adviento y la última semana de tiempo ordinario durante el cual la Iglesia celebra todo el Misterio de Cristo, desde su nacimiento hasta su segunda venida. Se puede decir que el año litúrgico se compone de tiempos: tiempos fuertes y tiempo ordinario. Los tiempos fuertes son, Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua, en los cuales se celebra un misterio concreto de la historia de la salvación. El Tiempo Ordinario en el cual no se celebra ningún aspecto concreto, sino más bien el mismo Misterio de Cristo en su plenitud, especialmente en los domingos. El Tiempo Ordinario, a su vez, se divide en dos partes y en total dura 33 ó 34 semanas. Nótese que en la imagen abajo se ha resaltado la fecha correspondiente a 2014-09-01.

Enlaces de Interés