Iniciar Sesión

Lecturas de la Santa Misa hoy 21 de Septiembre de 2018

El siguiente es el orden de lecturas de la Santa Misa para el día Viernes, 21 de Septiembre de 2018 (año litúrgico B) según el Leccionario del Misal Romano, reformado por mandato del Concilio Vaticano II y promulgado por su Santidad el Papa Pablo VI:

  • SAN MATEO, APÓSTOL Y EVANGELISTA, Fiesta 2018:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, evangelizadores

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 4, 1-7. 11-13

    Hermanos: Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor; esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo. A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo. Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelizadores, a otros, pastores y maestros, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al hambre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 18, 2-3. 4-5 (R.: 5a)

    R. A toda la tierra alcanza su pregón.
    El cielo proclama la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos: el
    día al día le pasa el mensaje, la noche a la noche se lo susurra. R.
    Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que resuene su voz, a toda la tierra alcanza
    su pregón y hasta los limites del orbe su lenguaje. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya

    A ti, oh Dios, te alabamos, a ti, Señor, te reconocemos. A ti te ensalza el glorioso
    coro de los apóstoles.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Sígueme. Él se levantó y lo siguió

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 9, 9-13

    En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: -«Sígueme.» Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: -«¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?» Jesús lo oyó y dijo: -«No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa “misericordia quiero y no sacrificios”: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

  • VIERNES DE LA VIGÉSIMA CUARTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2018:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Si Cristo no ha resucitado, vuestra fe no tiene sentido

    Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 15, 12-20

    Hermanos: Si anunciamos que Cristo resucitó de entre los muertos, ¿cómo es que
    decía alguno que los muertos no resucitan? Si los muertos no resucitan, tampoco
    Cristo resucitó; y si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación carece de
    sentido y vuestra fe lo mismo.
    Además, como testigos de Dios, resultamos unos embusteros, porque en nuestro
    testimonio le atribuimos falsamente haber resucitado a Cristo, cosa que no ha
    hecho si es verdad que los muertos no resucitan.
    Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo ha resucitado.
    Y si Cristo no ha resucitado, vuestra fe no tiene sentido, seguís con vuestros
    pecados y los que murieron con Cristo, se han perdido.
    Si nuestra esperanza en Cristo acaba con esta vida, somos los hombres más
    desgraciados.
    ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 16, 1. 6-7. 8 y 15

    V/. Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor.
    R/. Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor.
    V/. Señor, escucha mi apelación, atiende a mis clamores, presta oído a mi súplica,
    que en mis labios no hay engaño. R/.
    V/. Yo te invoco porque tú me respondes, Dios mío, inclina el oído y escucha mis
    palabras.
    Muestra las maravillas de tu misericordia, tú que salvas de los adversarios a quien
    se refugia a tu derecha. R/.
    V/. Guárdame como a las niñas de tus ojos, a la sombra de tus alas escóndeme.
    Pero yo con mi apelación vengo a tu presencia, y al despertar me saciaré de tu
    semblante. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Algunas mujeres acompañaban a Jesús y le ayudaban con sus bienes

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 8, 1-3

    En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo,
    predicando la Buena Noticia del Reino de Dios; lo acompañaban los Doce y
    algunas mujeres que él bebía curado de malos espíritus y enfermedades: María la
    Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa,
    intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

Liturgia de las Horas

Las oraciones del oficio divino correspondientes del día de hoy (sitio externo): Primeras Vísperas - Oficio de Lectura - Laudes - Tercia - Sexta - Nona - Vísperas - Completas -

Enlaces de Interés

Enlaces de Interés

Contenido actualizado el 2018-09-21T00:00:00Z