Iniciar Sesión

MISA MARTES DE LA TRIGÉSIMA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Martes, 2011-11-01 lo siguiente:

  • TODOS LOS SANTOS, Solemnidad 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Apareció en la visión una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua

    Lectura del libro del Apocalipsis 7, 2-4. 9-14

    Yo, Juan, vi a otro ángel que subía del oriente llevando el sello del Dios vivo. Gritó con voz potente a los cuatro ángeles encargados de dañar a la tierra y al mar, diciéndoles: -«No dañéis a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que marquemos en la frente a los siervos de nuestro Dios.» Oí también el número de los marcados, ciento cuarenta y cuatro mil, de todas las tribus de Israel. Después de esto apareció en la visión una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y gritaban con voz potente: -«¡La victoria es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!» Y todos los ángeles que estaban alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro vivientes cayeron rostro a tierra ante el trono, y rindieron homenaje a Dios, diciendo: -«Amén. La alabanza y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y el honor y el poder y la fuerza son de nuestro Dios, por los siglos de los siglos. Amén.» Y uno de los ancianos me dijo: -«Ésos que están vestidos con vestiduras blancas ¿quiénes son y de dónde han venido?» Yo le respondí: -«Señor mío, tú lo sabrás.» Él me respondió. -«Éstos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus vestiduras en la sangre del Cordero.»

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 23, 1-2. 3-4ab. 5-6 (R.: cf. 6)

    R. Éste es el grupo que viene a tu presencia, Señor.
    Del Señor es la tierra y cuanto la llena, el orbe y todos sus habitantes: él la fundó
    sobre los mares, él la afianzó sobre los ríos. R.
    ¿Quién puede subir al monte del Señor? ¿Quién puede estar en el recinto sacro? El
    hombre de manos inocentes y puro corazón, que no confía en los ídolos. R.
    Ése recibirá la bendición del Señor, le hará justicia el Dios de salvación. Éste es el
    grupo que busca al Señor, que viene a tu presencia, Dios de Jacob. R.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    Veremos a Dios tal cual es

    Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 3, 1-3

    Queridos hermanos: Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es. Todo el que tiene esperanza en él se purifica a sí mismo, como él es puro.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Mt 11, 28

    Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré -dice el
    Señor-.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 5, 1-12a

    En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió a la montaña, se sentó, y se acercaron sus discípulos; y él se puso a hablar, enseñándoles: -«Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos los que lloran, porque ellos serán consolados. Dichosos los sufridos, porque ellos heredarán la tierra. Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados. Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los Hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo,»

  • MARTES DE LA TRIGÉSIMA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Cada miembro está al servicio de los otros miembros

    Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos 12, 5-16a

    Hermanos: Nosotros, siendo muchos, somos un solo cuerpo en Cristo, pero cada
    miembro está al servicio de los otros miembros.
    Los dones que poseemos son diferentes, según la gracia que se nos ha dado, y se
    han de ejercer así: si es la predicación, teniendo en cuenta a los creyentes; si es el
    servicio, dedicándose a servir; el que enseña, aplicándose a enseñar; el que
    exhorta, a exhortar; el que se encarga de la distribución, hágalo con sencillez; el
    que preside, con empeño; el que reparte la limosna, con agrado.
    Que vuestra caridad no sea una farsa; aborreced lo malo y apegaos a lo bueno.
    Como buenos hermanos, sed cariñosos unos con otros, estimando a los demás más
    que a uno mismo.
    En la actividad, no seáis descuidados; en el espíritu, manteneos ardientes.
    Servid constantemente al Señor.
    Que la esperanza os tenga alegres: estad firmes en la tribulación, sed asiduos en la
    oración.
    Contribuid en las necesidades del Pueblo de Dios; practicad la hospitalidad.
    Bendecid a los que os persiguen; bendecid, sí, no maldigáis.
    Con los que ríen, estad alegres; con los que lloran, llorad.
    Tened igualdad de trato unos con otros: no tengáis grandes pretensiones, sino
    poneos al nivel de la gente humilde.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 130, 1. 2. 3.

    V/. Guarda mi alma en la paz junto a ti, Señor.
    R/. Guarda mi alma en la paz junto a ti, Señor.
    V/. Señor, mi corazón no es ambicioso.
    ni mis ojos altaneros; no pretendo grandezas que superan mi capacidad.
    V/. Sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre.
    Espere Israel en el Señor, ahora y por siempre. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Sal por los caminos y senderos, e insísteles hasta que entren y se me llene la casa

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 14, 15-24

    En aquel tiempo, uno de los comensales dijo a Jesús: ¡Dichoso el que coma en el
    banquete del reino de Dios! Jesús le contestó: Un hombre daba un gran banquete
    y convidó a mucha gente; a la hora del banquete mandó un criado a avisar a los
    convidados: Venid, que ya está preparado.
    Pero ellos se excusaron uno tras otro.
    El primero le dijo: He comprado un campo y tengo que ir a verlo. Dispénsame, por
    favor.
    Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas. Dispénsame, por
    favor.
    Otro dijo: Me acabo de casar y, naturalmente, no puedo ir.
    El criado volvió a contárselo al amo.
    Entonces el dueño de casa, indignado, le dijo al criado: Sal corriendo a las plazas y
    calles de la ciudad y tráete a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos.
    El criado dijo: Señor, se ha hecho lo que mandaste y todavía queda sitio.
    Entonces el amo dijo: Sal por los caminos y senderos, e insísteles hasta que entren y
    se me llene la casa. Y os digo que ninguno de aquellos convidados probará mi
    banquete.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z