Iniciar Sesión

MISA MIÉRCOLES DE LA DÉCIMO QUINTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Miércoles, 2011-07-13 lo siguiente:

  • San Enrique 2011:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Mi 6, 6-8

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo Responsorial Sal 1, 1-2. 3. 4 y 6

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    A los que justificó, los glorificó

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 8, 26-30

    Hermanos: El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad, porque nosotros no sabemos pedir lo que nos conviene, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables. Y el que escudriña los corazones sabe cuál es el deseo del Espíritu, y que su intercesión por los santos es según Dios. Sabemos también que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien: a los que ha llamado conforme a su designio. A los que había escogido, Dios los predestinó a ser imagen de su Hijo, para que él fuera el primogénito de muchos hermanos. A los que predestinó, los llamó; a los que llamó, los justificó; a los que justificó, los glorificó. Palabra de Dios.

    Aclamación del Evangelio

    versículo antes del evangelio Mt 5, 3

    Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 5, 1-12a

    En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió a la montaña, se sentó, y se acercaron sus discípulos; y él se puso a hablar, enseñándoles: -«Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos los que lloran, porque ellos serán consolados. Dichosos los sufridos, porque ellos heredarán la tierra. Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados. Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los Hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.» Palabra del Señor.

    Notas

  • MIÉRCOLES DE LA DÉCIMO QUINTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2011:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    El ángel del Señor se apareció en una llamarada entre las zarzas

    Lectura del libro del Éxodo 3, 1-6. 9-12

    En aquellos días, pastoreaba Moisés el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de
    Madián; llevó el rebaño trashumando por el desierto hasta llegar a Horeb, el
    monte de Dios.
    El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: la
    zarza ardía sin consumirse.
    Moisés se dijo: —Voy a acercarme a mirar este espectáculo admirable, a ver cómo es
    que no se quema la zarza.
    Viendo el Señor que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza: —Moisés,
    Moisés.
    Respondió él: —Aquí estoy.
    Dijo Dios: —No te acerques; quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas
    es terreno sagrado.
    Y añadió: —Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el
    Dios de Jacob.
    Moisés se cubrió el rostro, porque temía ver a Dios.
    Y el Señor le dijo: —El clamor de los israelitas ha llegado a mi y he visto cómo los
    tiranizan los egipcios.
    Y, ahora, marcha, te envío al Faraón para que saques a mi pueblo, a los israelitas.
    Moisés replicó a Dios: — ¿Quién soy yo para acudir al Faraón o para sacar a los
    israelitas de Egipto?
    Respondió Dios: —Yo estoy contigo; y ésta es la señal de que yo te envío: cuando
    saques al pueblo de Egipto, daréis culto a Dios en esta montaña.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 102, 1-2. 3-4. 6-7

    V/. El Señor es compasivo y misericordioso.
    R/. El Señor es compasivo y misericordioso.
    V/. Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser a su santo nombre.
    Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios. R/.
    V/. El perdona todas tus culpas, y cura todas tus enfermedades; él rescata tu vida
    de la fosa y te colma de gracia y de ternura. R/.
    V/. El Señor hace justicia y defiende a todos los oprimidos;
    enseñó sus caminos a Moisés y sus hazañas a los hijos de Israel.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Has escondido estas cosas a los sabios, y se las has revelado a la gente sencilla

    Lectura del santo Evangelio según San Mateo 11, 25-27

    En aquel tiempo, Jesús exclamó: Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra,
    porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado
    a la gente sencil1a.
    Sí, Padre, así te ha parecido mejor.
    Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie
    conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z