Iniciar Sesión

MISA TRIGÉSIMO TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2012

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Domingo, 2012-11-18 lo siguiente:

  • La Dedicación de las basílicas de los apóstoles San Pedro y San Pablo 2012:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Llegamos a Roma

    Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 28, 11-16. 30-31

    Al cabo de tres meses, zarpamos en un barco que había invernado en la isla de Malta. Era de Alejandría y llevaba por mascarón a Cástor y Pólux. Tocamos en Siracusa y nos detuvimos tres días; desde allí, costeando, arribamos a Regio. Al día siguiente, se levantó viento sur, y llegamos a Pozzuoli en dos días. Allí encontramos algunos hermanos que nos invitaron a pasar una semana con ellos. Después llegamos a Roma. Los hermanos de Roma, que tenían noticia de nuestras peripecias, salieron a recibirnos al Foro Apio y Tres Tabernas. Al verlos, Pablo dio gracias a Dios y se sintió animado. En Roma, le permitieron a Pablo vivir por su cuenta en una casa, con un soldado que lo vigilase. Vivió allí dos años enteros a su propia costa, recibiendo a todos los que acudían, predicándoles el reino de Dios y enseñando lo que se refiere al Señor Jesucristo con toda libertad, sin estorbos.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 97, 1. 2-3ab. 3c-4. 5-6 (R.: 2b)

    R. El Señor revela a las naciones su justicia.
    Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas: su diestra le ha
    dado la victoria, su santo brazo. R.
    El Señor da a conocer su victoria, revela a las naciones su justicia: se acordó de su
    misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel. R.
    Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios. Aclama al
    Señor, tierra entera; gritad, vitoread, tocad: R.
    tañed la cítara para el Señor, suenen los instrumentos: con clarines y al son de
    trompetas, aclamad al Rey y Señor. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya

    A ti, oh Dios, te alabamos, a ti, Señor, te reconocemos. A ti te ensalza el glorioso
    coro de los apóstoles.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Mándame ir hacia ti andando sobre el agua

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 14, 22-33

    Después que la gente se hubo saciado, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y, después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba allí solo. Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma. Jesús les dijo en seguida: -«¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!» Pedro le contestó: -«Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua.» Él le dijo: -«Ven.» Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: -«Señor, sálvame.» En seguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: -«¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?» En cuanto subieron a la barca, amainó el viento. Los de la barca se postraron ante él, diciendo: -«Realmente eres Hijo de Dios.»

    Notas

    • Las lecturas de esta memoria son propias.
  • TRIGÉSIMO TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2012:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Por aquel tiempo se salvará tu pueblo

    Lectura de la profecía de Daniel 12, 1-3

    Por aquel tiempo se levantará Miguel, el arcángel que se ocupa de tu pueblo: serán
    tiempos difíciles, como no los ha habido desde que hubo naciones hasta ahora.
    Entonces se salvará tu pueblo: todos los inscritos en el libro.
    Muchos de los que duermen en el polvo despertarán:
    unos para vida eterna, otros para ignominia perpetua.
    Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la
    justicia, como las estrellas, por toda la eternidad.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 15, 5 y 8. 9-10.11

    R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.
    El Señor es el lote de mi heredad y mi copa; mi suerte está en tu mano. Tengo
    siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. R/.
    Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa
    serena. Porque no me entregarás a la muerte, ni dejarás a tu fiel conocer la
    corrupción. R/.
    Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de
    alegría perpetua a tu derecha. R/.

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    Con una sola ofrenda ha perfeccionado para siempre a los que van siendo consagrados

    Lectura de la carta a los Hebreos 10, 11-14.18

    Cualquier otro sacerdote ejerce su ministerio, diariamente, ofreciendo muchas
    veces los mismos sacrificios, porque de ningún modo pueden borrar los pecados.
    Pero Cristo ofreció por los pecados, para siempre jamás, un solo sacrificio; está
    sentado a la derecha de Dios y espera el tiempo que falta hasta que sus enemigos
    sean puestos como estrado de sus pies.
    Con una sola ofrenda ha perfeccionado para siempre a los que van siendo
    consagrados.
    Donde hay perdón, no hay ofrenda por los pecados.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Lc 21, 36

    Estad siempre despiertos,
    pidiendo fuerza para manteneros en pie
    ante el Hijo del hombre.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Reunirá a sus elegidos de los cuatro vientos

    Lectura del santo evangelio según san Marcos 13, 24-32

    En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
    —«En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la
    luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearan.
    Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y
    majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de
    horizonte a horizonte.
    Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y
    brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros
    suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta
    generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no
    pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo
    el Padre.»

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z