Iniciar Sesión

MISA VIERNES DE LA VIGÉSIMA CUARTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2012

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Viernes, 2012-09-21 lo siguiente:

  • SAN MATEO, APÓSTOL Y EVANGELISTA, Fiesta 2012:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, evangelizadores

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 4, 1-7. 11-13

    Hermanos: Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor; esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo. A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo. Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelizadores, a otros, pastores y maestros, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al hambre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 18, 2-3. 4-5 (R.: 5a)

    R. A toda la tierra alcanza su pregón.
    El cielo proclama la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos: el
    día al día le pasa el mensaje, la noche a la noche se lo susurra. R.
    Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que resuene su voz, a toda la tierra alcanza
    su pregón y hasta los limites del orbe su lenguaje. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya

    A ti, oh Dios, te alabamos, a ti, Señor, te reconocemos. A ti te ensalza el glorioso
    coro de los apóstoles.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Sígueme. Él se levantó y lo siguió

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 9, 9-13

    En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: -«Sígueme.» Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: -«¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?» Jesús lo oyó y dijo: -«No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa “misericordia quiero y no sacrificios”: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

  • VIERNES DE LA VIGÉSIMA CUARTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2012:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Si Cristo no ha resucitado, vuestra fe no tiene sentido

    Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 15, 12-20

    Hermanos: Si anunciamos que Cristo resucitó de entre los muertos, ¿cómo es que
    decía alguno que los muertos no resucitan? Si los muertos no resucitan, tampoco
    Cristo resucitó; y si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación carece de
    sentido y vuestra fe lo mismo.
    Además, como testigos de Dios, resultamos unos embusteros, porque en nuestro
    testimonio le atribuimos falsamente haber resucitado a Cristo, cosa que no ha
    hecho si es verdad que los muertos no resucitan.
    Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo ha resucitado.
    Y si Cristo no ha resucitado, vuestra fe no tiene sentido, seguís con vuestros
    pecados y los que murieron con Cristo, se han perdido.
    Si nuestra esperanza en Cristo acaba con esta vida, somos los hombres más
    desgraciados.
    ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 16, 1. 6-7. 8 y 15

    V/. Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor.
    R/. Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor.
    V/. Señor, escucha mi apelación, atiende a mis clamores, presta oído a mi súplica,
    que en mis labios no hay engaño. R/.
    V/. Yo te invoco porque tú me respondes, Dios mío, inclina el oído y escucha mis
    palabras.
    Muestra las maravillas de tu misericordia, tú que salvas de los adversarios a quien
    se refugia a tu derecha. R/.
    V/. Guárdame como a las niñas de tus ojos, a la sombra de tus alas escóndeme.
    Pero yo con mi apelación vengo a tu presencia, y al despertar me saciaré de tu
    semblante. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Algunas mujeres acompañaban a Jesús y le ayudaban con sus bienes

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 8, 1-3

    En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo,
    predicando la Buena Noticia del Reino de Dios; lo acompañaban los Doce y
    algunas mujeres que él bebía curado de malos espíritus y enfermedades: María la
    Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa,
    intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z