Iniciar Sesión

MISA VIERNES DE LA TRIGÉSIMA TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2012

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Viernes, 2012-11-23 lo siguiente:

  • San Columbano, abad 2012:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Is 52, 7-10

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo Responsorial Sal 95, 1-2a. 2b-3. 7-8a. 10

    EVANGELIO DE LA MISA

    Lc 9, 57-62

    Notas

  • VIERNES DE LA TRIGÉSIMA TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2012:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Cogí el librito y me lo comí

    Lectura del libro del Apocalipsis 10, 8-11

    Yo, Juan, oí cómo la voz del cielo que había escuchado antes se puso a hablarme de
    nuevo diciendo: Ve a coger el librito abierto de la mano del ángel que está de pie
    sobre el mar y la tierra.
    Me acerqué al ángel y le dije: Dame el librito.
    El me contestó: Cógelo y cómetelo; al paladar será dulce como la miel, pero en el
    estómago sentirás ardor.
    Cogí el librito de mano del ángel y me lo comí; en la boca sabía dulce como la miel,
    pero, cuando me lo tragué, sentí ardor en el estómago.
    Entonces me dijeron: Tienes que profetizar todavía contra muchos pueblos,
    naciones, lenguas y reinos.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 118, 14. 24. 72. 103. 111. 131

    V/. Qué dulce al paladar tu promesa.
    R/. Qué dulce al paladar tu promesa.
    V/. Mi alegría es el camino de tus preceptos, más que todas las riquezas.
    V/. Tus preceptos son mi delicia, tus decretos son mis consejeros.
    V/. Más estimo yo los preceptos de tu boca que miles de monedas de oro y plata.
    V/. Qué dulce al paladar tu promesa: más que miel en la boca.
    V/. Tus preceptos son mi herencia perpetua, la alegría de mi corazón.
    V/. Abro la boca y respiro, ansiando tus mandamientos.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Habéis convertido la casa de Dios en una cueva de bandidos

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 19, 45-48

    En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores,
    diciéndoles: Escrito está: «Mi casa es casa de oración»; pero vosotros la habéis
    convertido en una «cueva de bandidos».
    Todos los días enseñaba en el templo.
    Los sumos sacerdotes, los letrados y los senadores del pueblo intentaban quitarlo
    de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el
    pueblo entero estaba pendiente de sus labios.

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z