Iniciar Sesión

MISA MARTES DE LA DÉCIMO TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2012

Puedes instalar nuestro plugin del ciclo litúrgico en tu sitio de Blogger, Wordpress y Joomla.

La Iglesia Católica Romana, de acuerdo con el Calendario General Romano, celebra en Martes, 2012-07-03 lo siguiente:

  • SANTO TOMAS, APÓSTOL, Fiesta 2012:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Estáis edificados sobre el cimiento de los apóstoles

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 2, 19-22

    Hermanos: Ya no sois extranjeros ni forasteros, sino que sois ciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios. Estáis edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, y el mismo Cristo Jesús es la piedra angular. Por él todo el edificio queda ensamblado, y se va levantando hasta formar un templo consagrado al Señor. Por él también vosotros os vais integrando en la construcción, para ser morada de Dios, por el Espíritu.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 116, 1. 2 (R.: Mc 16, 15)

    R. Id al mundo entero y proclamad el Evangelio (O bien: Aleluya).
    Alabad al Señor, todas las naciones, aclamadlo, todos los pueblos. R.
    Firme es su misericordia con nosotros, su fidelidad dura por siempre. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Jn 20, 29

    Porque me has visto, Tomás, has creído -dice el Señor-. Dichosos los que creen sin
    haber visto.

    EVANGELIO DE LA MISA

    ¡Señor mío y Dios mío!

    Lectura del santo evangelio según san Juan 20, 24-29

    Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: -«Hemos visto al Señor.» Pero él les contestó: -«Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.» A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: -«Paz a vosotros.» Luego dijo a Tomás: -«Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.» Contestó Tomás: -«¡Señor mío y Dios mío!» Jesús le dijo: -«¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»

  • MARTES DE LA DÉCIMO TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2012:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Habla el Señor, ¿quién no profetiza?

    Lectura del Profeta Amós 3, 1-8; 4, 11-12

    Escuchad esta palabra que dice el Señor, hijos de Israel, a todas las familias que
    saqué de Egipto.
    A vosotros solos os escogí, entre todas las familias de la tierra; por eso os tomaré
    cuentas por vuestros pecados.
    ¿Caminan juntos dos que no se conocen? ¿Ruge el león en la espesura sin tener
    presa?
    ¿Alza su voz el cachorro en la guarida sin haber cazado ? ¿Cae el pájaro por tierra
    si no hay una trampa? ¿Se alza del suelo el lazo sin haber hecho presa ? ¿Suena la
    trompeta en la ciudad sin que el pueblo se alarme? ¿Sucede en la ciudad una
    desgracia que no la mande el Señor? Que no hará cosa el Señor sin revelar su
    plan a sus siervos los profetas.
    Ruge el león, ¿quién no teme? Habla el Señor, ¿quién no profetiza? Os envié una
    catástrofe como la de Sodoma y Gomorra, y fuisteis como tizón salvado del
    incendio, pero no os convertisteis a mí oráculo del Señor.
    Por eso así te voy a tratar, Israel, y porque así te voy a tratar, prepárate a encararte
    con tu Dios.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 5, 5-6. 7. 8.

    V/. Señor, guíame con tu justicia.
    R/. Señor, guíame con tu justicia.
    V/. Tú no eres un Dios que ame la maldad, ni el malvado es tu huésped, ni el
    arrogante se mantiene en tu presencia. R/.
    V/. Detestas a los malhechores, destruyes a los mentirosos; al hombre sanguinario
    y traicionero lo aborrece el Señor. R/.
    V/. Pero yo, por tu gran bondad, entraré en tu casa, me postraré ante tu templo
    santo con toda reverencia. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    Se puso en pie, increpó a los vientos y al lago y vino una gran calma

    Lectura del santo Evangelio según San Mateo 8, 23-27

    En aquel tiempo, subió Jesús a la barca, y sus discípulos lo siguieron.
    De pronto se levantó un temporal tan fuerte, que la barca desaparecía entre las olas;
    él dormía.
    Se acercaron los discípulos y lo despertaron gritándole: ¡Señor, sálvanos, que nos
    hundimos! El les dijo: ¡Cobardes ! ¡Qué poca fe ! Se puso en pie, increpó a los
    vientos y al lago, y vino una gran calma.
    Ellos se preguntaban admirados: ¿Quién es éste? ¡Hasta el viento y el agua le
    obedecen!

Contenido actualizado el 2012-01-10T00:00:00Z