Iniciar Sesión

Lecturas de la Santa Misa hoy 3 de Octubre de 2022

El siguiente es el orden de lecturas de la Santa Misa para el día Lunes, 3 de Octubre de 2022 (año litúrgico C) según el Leccionario del Misal Romano, reformado por mandato del Concilio Vaticano II y promulgado por su Santidad el Papa Pablo VI:

  • San Francisco de Borja, presbítero 2022:

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Lo que para mi era ganancia lo consideré pérdida comparado con Cristo

    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses 3, 7-14

    Hermanos: Todo lo que para mí era ganancia lo consideré pérdida comparado con Cristo; más aún, todo lo estimo pérdida comparado con la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo perdí todo, y todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo y existir en él, no con una justicia mía, la de la Ley, sino con la que viene de la fe de Cristo, la justicia que viene de Dios y se apoya en la fe. Para conocerlo a él, y la fuerza de su resurrección, y la comunión con sus padecimientos, muriendo su misma muerte, para llegar un día a la resurrección de entre los muertos. No es que ya haya conseguido el premio, o que ya esté en la meta: yo sigo corriendo a ver si lo obtengo, pues Cristo Jesús lo obtuvo para mí. Hermanos, yo no pienso haber conseguido el premio. Sólo busco una cosa: olvidándome de lo que queda atrás y lanzándome hacia lo que está por delante, corro hacia la meta, para ganar el premio, al que Dios desde arriba llama en Cristo Jesús.

    SALMO RESPONSORIAL

    SALMO RESPONSORIAL Sal 39, 2 y 4ab. 7. 8-9. 10 (R.: 8a y 9a)

    R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
    Yo esperaba con ansia al Señor; él se inclinó y escuchó mi grito; me puso en la boca
    un cántico nuevo, un himno a nuestro Dios. R.
    Tu no quieres sacrificios ni ofrendas, y, en cambio, me abriste el oído; no pides
    sacrificio expiatorio. R.
    Entonces yo digo: «Aquí estoy -como está escrito en mi libro- para hacer tu
    voluntad.» Dios mío, lo quiero, y llevo tu ley en las entrañas. R
    He proclamado tu salvación ante la gran asamblea; no he cerrado los labios; Señor,
    tú lo sabes. R.

    Aclamación del Evangelio

    Aleluya Mt 23, 9b. 10b

    Uno solo es vuestro Padre, el del cielo, y uno solo es vuestro consejero, Cristo.

    EVANGELIO DE LA MISA

    El publicano bajó a su casa justificado, y el fariseo no

    Lectura del santo evangelio según san Lucas 18, 9-14

    En aquel tiempo, a algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos y despreciaban a los demás, dijo Jesús esta parábola: -«Dos hombres subieron al templo a orar. Uno era fariseo; el otro, un publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: “¡Oh Dios!, te doy gracias, porque no soy como los demás: ladrones, injustos, adúlteros; ni como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todo lo que tengo.” El publicano, en cambio, se quedó atrás y no se atrevía ni a levantar los ojos al cielo; sólo se golpeaba el pecho, diciendo: “¡Oh Dios!, ten compasión de este pecador.” Os digo que éste bajó a su casa justificado, y aquél no. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.»

    Notas

  • LUNES DE LA VIGÉSIMA SÉPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2022:

    Tiempo Ordinario.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    No he recibido ni aprendido de ningún hombre el Evangelio, sino por revelación de Jesucristo

    Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Gálatas 1, 6-12

    Hermanos: Me sorprende que tan pronto hayáis abandonado al que os llamó por
    amor a Cristo, y os hayáis pasado a otro Evangelio.
    No es que haya otro Evangelio, lo que pasa es que algunos os turban para volver
    del revés el Evangelio de Cristo.
    Pues bien, si alguien os predica un Evangelio distinto del que os hemos predicado
    seamos nosotros mismos o un ángel del cielo, ¡sea maldito! Lo he dicho y lo
    repito: si alguien os anuncia un Evangelio diferente del que os hemos anunciado,
    ¡sea maldito! Cuando digo esto, ¿busco la aprobación de los hombres, o la de
    Dios? ; ¿trato de agradar a los hombres? Si siguiera agradando a los hombres, no
    sería servidor de Cristo.
    Os notifico, hermanos, que el Evangelio anunciado por mí no es de origen humano;
    yo no lo he recibido ni aprendido de ningún hombre, sino por revelación de
    Jesucristo.

    SALMO RESPONSORIAL

    Salmo responsorial Sal 110, 1-2. 7-8. 9 y 10c

    V/. Doy gracias al Señor de todo corazón,
    R/. El Señor recuerda siempre su alianza.
    Doy gracias al Señor de todo corazón, en compañía de los rectos, en la
    asamblea.
    Grandes son las obras del Señor, dignas de estudio para los que las aman. R/.
    V/. Justicia y verdad son las obras de sus manos, todos sus preceptos merecen
    confianza: son estables para siempre jamás, se han de cumplir con verdad y
    rectitud. R/.
    V/. Envió la redención a su pueblo, ratificó para siempre su alianza: su nombre es
    sagrado y temible; la alabanza del Señor dura por siempre. R/.

    EVANGELIO DE LA MISA

    ¿Quién es mi prójimo?

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 10, 25-37

    En aquel tiempo, se presentó un letrado y le preguntó a Jesús para ponerlo a
    prueba:
    Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?
    El le dijo: ¿Qué está escrito en la Ley? , ¿qué lees en ella?
    El letrado contestó: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu
    alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo».
    El le dijo: Bien dicho.
    Haz esto y tendrás la vida.
    Pero el letrado, queriendo aparecer como justo, preguntó a Jesús: ¿Y quién es mi
    prójimo?
    Jesús dijo: Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos
    bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo
    medio muerto.
    Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y
    pasó de largo.
    Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de
    largo.
    Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio
    lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino y, montándolo
    en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó.
    Al día siguiente sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo:
    Cuida de él y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta.
    ¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de
    los bandidos ? El letrado contestó: El que practicó la misericordia con él.
    Díjole Jesús: Anda, haz tú lo mismo.

Liturgia de las Horas

Las oraciones del oficio divino correspondientes del día de hoy (sitio externo): Primeras Vísperas - Oficio de Lectura - Laudes - Tercia - Sexta - Nona - Vísperas - Completas -

Enlaces de Interés

Enlaces de Interés

Contenido actualizado el 2022-10-03T00:00:00Z